Las Fuerzas Armadas han celebrado este sábado en Sevilla el tradicional desfile general de su día grande, con la participación de más de 2.600 efectivos de distintas unidades y cuerpos de infantería, artillería, paracaidistas o caballería; unos 200 vehículos entre los que figuraban imponentes carros de combate Leopardo o blindados Pizarro y Centauro; y unas 80 aeronaves entre las que destacaban cazas Eurofighter y F-18 o un gran avión de transporte militar A-400M.

La parada militar, presidida por los Reyes Felipe VI y Letizia, ha estado especialmente dedicada al 30 aniversario de la incorporación de las tropas españolas a las misiones de paz en el exterior.

Los prolegómenos de la parada militar han comenzado en torno a las 11.30 horas en el entorno del paseo de Cristóbal Colón de Sevilla capital correspondiente a la puerta del Príncipe de la plaza de toros de la Maestranza, donde estaba instalada la tribuna de autoridades y frente a la misma un mástil de unos 15 metros de altura destinado a sostener la bandera nacional.

Allí se han vivido momentos de tensión después de que alguien colocara mal la bandera de España, principal enseña en el acto del día de las Fuerzas Armadas. El Rey Felipe VI, en posición de saludo, advirtió el error y mostró su contrariedad negando con la cabeza.