El presidente de la Generalitat, Joaquim Torra, ha designado una secretaria para asistir al expresidente Carles Puigdemont en Waterloo (Bélgica). Cobrará casi 37.000 euros. Se suma a los otros empleados públicos que ya tenía. Legalmente los expresidentes del gobierno catalán tienen derecho a dos personas para atender sus asuntos tras dejar el cargo, lo que ocurre es que en este caso se da la circunstancia de residir fuera del país y en situación de prófugo.

Los gastos ocasionados por esta dualidad que mantiene el nuevo presidente, que viaja con frecuencia a Bélgica para compartir actos con Puigdemont, sale más caro. Según los datos oficiales de la misma Generalitat, estos viajes para reunirse con el expresidente, los otros exconsejeros fugados o internacionalizar la causa independentista, han supuesto los siguientes gastos:

30 mayo: Bruselas, reunión con Serret, Comín y Puig: 2.511,51 euros

21-22 junio: Berlín, reunión con Puigdemont: 4.153,83 euros

26-29 junio: Washington (USA): 51.092,79 euros

10-12 julio: Edimburgo, reunión con Ponsati: 21.310,32 euros

27-28 julio: Bruselas, acto con Puigdemont: 13.799,67 euros

23 agosto: Colliure (Francia), ofrenda Machado: 177,45 euros

26-27 agosto: Bruselas, reunión con Puigdemont: 7.871,88 euros

31 agosto: Perpinyan, expo urnas por la libertad: 18,40 euros

17-18 octubre: Ginebra, reunión con Marta Rovira: 21.453,95 euros

22 octubre: Bruselas, reunión con Puigdemont: 10.346,95 euros

5-8 diciembre: Eslovenia: 24.191,96 euros

11 enero: Bruselas, reunión con Puigdemont: 2.282,04 euros

12-18 enero: San Francisco (USA): 79.317,78 euros

Total: 238.528,53 euros