Un mosso d'esquadra durante una de las cargas contra las miles de personas se agolpan ante el Aeropuerto del Prat después de que la plataforma Tsunami Democràtic haya llamado a paralizar la actividad del aeropuerto, en protesta por la condena a los líderes del 'procés'.

Publicidad

La Policía Nacional utilizó pelotas de goma

La Generalitat investigará una de las acciones de los Mossos en el aeropuerto

Al menos una de las actuaciones de la policía catalana será investigada por el govern. Ocurrió en el aeropuerto, que junto a la Jefatura de Policía Nacional, fueron los centros de la protesta.

En resumen

  • En las protestas resultaron heridas 131 personas, 40 de ellos policías
  • La Generalitat contabiliza 224 concentraciones y manifestaciones en Cataluña

El Departamento de Interior investigará una actuación de los antidisturbios de los Mossos d'Esquadra en las concentraciones en el Aeropuerto de Barcelona, en la que un furgón policial arrancó con una manifestante subida en la parte delantera del vehículo. En un informe interno, al que ha tenido acceso Efe, el departamento acuerda visionar las imágenes de esa actuación, para "determinar eventuales responsabilidades, de acuerdo con los protocolos de actuación policial" en la intervención del aeropuerto, donde justifica que los Mossos cargaron para evitar "riesgos para la seguridad" tras más de tres horas de "mediación y contención".

Las intervenciones policiales para dispersar a los manifestantes del aeropuerto, que incluyeron cargas y lanzamiento de proyectiles de precisión, suscitaron las críticas de entidades de derechos civiles y de la propia ERC, cuyo diputado en el Congreso Gabriel Rufián tuiteó: "Desproporcionado, antirreglamentario e intolerable. No se puede estar con una pancarta en una mano y con la porra en la otra". El Departamento de Interior señala que los Mossos y la Policía Nacional se vieron obligados a cargar en las inmediaciones del aeropuerto, ante el "riesgo" que suponía la situación tanto para la seguridad aérea como para los manifestantes, a los que "se recordó a través de las redes sociales que irrumpir en zonas restringidas de los aeropuertos puede constituir un delito grave". En todo caso, añade el documento interno, la intervención para dispersar a los manifestantes se inició a las 16.00 horas, "tras más de tres horas de mediación y contención para evitar el conflicto directo".

Las protestas provocaron lesiones a 34 agentes de los Mossos y a seis de la Policía Nacional y dos detenciones en Mataró (Barcelona) y en el aeropuerto, según el informe de valoración de la jornada, que "lamenta" que cuatro periodistas resultaran heridos también "en el ejercicio de sus funciones". En el documento interno, el departamento señala que a lo largo de todo el día de ayer se produjeron movilizaciones "disgregadas", con cortes de tráfico intermitentes, "sin que en la práctica totalidad de los actos fuera necesaria ningún tipo de intervención de los Mossos d'Esquadra, más allá de garantizar el derecho de manifestación". Concretamente, en la jornada de protestas por las movilizaciones contra la sentencia se contabilizaron en toda Cataluña un total de 224 concentraciones y manifestaciones, en las que participaron, según el informe, "decenas de miles de personas", según el Departamento de Interior. El documento justifica las intervenciones de los Mossos d'Esquadra para dispersar a los manifestantes en tres puntos con "incidencias" en el aeropuerto ante el "inminente riesgo de que accedieran violentamente al interior de las instalaciones". También justifica el informe que en las inmediaciones del aeropuerto hubo que "realizar varias actuaciones policiales por parte de los Mossos d'Esquadra y la Policía Nacional" para evitar que los concentrados accedieran a zonas del aeropuerto que suponían un riesgo, ante "grupos de manifestantes que intentaban sobrepasar la línea policial". Respecto a los incidentes ocurridos frente a la Jefatura Superior de la Policía Nacional de Barcelona, el Departamento de Interior reseña que hubo "confrontaciones" contra los agentes de ese cuerpo que protegían el edificio, "después de numerosos lanzamientos de objetos contra la línea policial".

Pelotas de goma

Al menos seis de los 131 heridos en las intervenciones policiales durante las protestas de ayer lo fueron por impacto de pelotas de goma o de proyectiles de precisión de "foam", según abogados del servicio de asistencia jurídica de la entidad pro-derechos humanos Iridia. Los abogados de la entidad han empezado a ponerse en contacto con los afectados por las intervenciones policiales durante la jornada de movilizaciones de ayer para hacer balance de lo sucedido y, si se cree oportuno, apoyar a los heridos en las acciones legales que quieran emprender. Uno de los afectados resultó herido en el ojo durante la dispersión de manifestantes en las inmediaciones del aeropuerto de El Prat (Barcelona), aunque por el momento los servicios jurídicos de Iridia desconocen si las lesiones fueron provocadas por una pelota de goma o un proyectil de precisión. La Policía Nacional ha admitido que disparó pelotas de goma en las actuaciones policiales de última hora de ayer, mientras que los Mossos d'Esquadra, que tienen prohibido por el Parlament usar ese material antidisturbios, emplearon proyectiles de precisión para dispersar a los manifestantes. A diferencia de las pelotas de goma, que se deben disparar rebotándolas contra el suelo y su trayectoria es imprevisible, los proyectiles de precisión, compuestos de material viscolástico o foam menos lesivo, se lanzan apuntando a un objetivo concreto. Además del lesionado en el ojo, Iridia ha contabilizado cinco heridos por disparos de foam, uno de ellos muy cerca de la zona ocular. El centro de derechos humanos ha recogido además el testimonio de ocho periodistas heridos cuando estaban cubriendo los incidentes en el aeropuerto.

Publicidad