120.00

Publicidad

Fuerzas Armadas

Generalitat, de rechazar al ejército a reclamarlo contra el coronavirus

En dos semanas de crisis por el coronavirus los dirigentes independentistas de la Generalitat catalana han pasado de rechazar cualquier despliegue del Ejército a reclamarlo, no solo para logística, sino también facultativos.

Hace solo dos semanas, el consejero de Interior de la Generalitat, Miquel Buch, rechazaba la presencia del Ejército en Cataluña por "totalmente inecesario". Una postura opuesta a la de la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, que aunque ha tenido alguna diferencia con las Fuerzas Armadas, ahora pedía un hospital de campaña en la Fira de Barcelona.

Y es que a medida que Cataluña se ha convertido en la segunda comunidad con más contagios y muertes, se acepta la idea de la ayuda militar, aunque Torra antepone razones económicas: "Porque una parte importante del Ejército español la pagamos nosotros los catalanes".

El Gobierno comenzó desplegando a la UME, la Unidad Militar de Emergencias, para desinfectar el Aeropuerto de El Prat y el puerto de Barcelona. La Generalitat comienza a dar un giro. El mismo consejero de Interior dice: "No se nos caerán los anillos para pedir ayuda si hace falta". Poco antes ya habían pedido que la UME fuera a desinfectar un centro de menores.

Hasta los ayuntamientos independentistas han pedido ayuda militar. Y el mismo Govern, después de entorpecer la instalación de un hospital de campaña en Sabadell, pedía de forma urgente médicos y enfermeras militares.

Publicidad