Como cada dos de mayo el Gobierno de la Comunidad de Madrid ha celebrado una recepción en su sede de la Real Casa de Correos, en la Puerta del Sol, con motivo del día de la Comunidad de Madrid.

El protocolo ha querido sentar juntos a Esperanza Aguirre y a Ángel Garrido. A unos metros de distancia del líder del PP, Pablo Casado, -que ignoró a Garrido y saludó con dos besos a Aguirre-, los dos únicos expresidentes que han acudido a la recepción han empezado a debatir frente a los periodistas y desde sus asientos en unas improvisadas y atípicas declaraciones.

Un debate avivado por el reciente fichaje de Garrido por Ciudadanos poco después de renunciar a su cargo de presidente en la Comunidad de Madrid para poder integrar la lista del PP a las elecciones europeas.

La expresidenta ha defendido que ella "siempre" ha sido liberal, pero "por desgracia Ciudadanos no lo ha sido siempre". "Hace poco que se ha hecho liberal y yo me alegro mucho", ha comentado.

Casado evita saludar a Garrido

Garrido le ha replicado al señalar que los liberales "no se diferencian tanto en las cosas que hacen sino en la forma en que las hacen". "Esperanza lidera también eso, respeta a los demás, que es muy importante, otros no tienen tanto respeto", ha sostenido en tono halagador.

Y es que a pesar de las diferencias políticas que pueda haber entre ellos al formar parte ahora de partidos distintos, los dos expresidentes han querido dejar clara su buena sintonía en público.

"De momento estamos de acuerdo en muchas cosas", ha asegurado Aguirre. "En muchísimas", ha apuntado Garrido, al que poco después Casado ha ignorado cuando ha pasado por delante de él para ocupar su asiento en el patio.

También te puede interesar...

Gritos de "traidor" a Garrido en su primer mitin con Ciudadanos

Aguirre: "Garrido siempre ha sido socialdemocrta y ahora se ha hecho liberal"