El candidato de Izquierda Unida a la alcaldía de Zamora, Franciso Guarido, ha sido reelegido como alcalde de Zamora, después de PP y Ciudadanos votasen en blanco. Como estaba anunciado previamente, dos concejales del PSOE -Antidio Fagúndez e Iñaki Gómez- han decidido no tomar el acta de concejal. Por tanto, la sesión de investidura se ha saldado con 14 votos a favor de Francisco Guarido, correspondientes a los ediles de IU, y 11 votos en blanco de PP, PSOE y Ciudadanos.

"Es nuestra voluntad consultar los temas importantes de la ciudad y no aplicar el rodillo", ha asegurado Guarido después de tomar posesión de su cargo como alcalde de Zamora. Afirma que su objetivos durante los próximos cuatro años son "trabajo, mejora y ayuda para la ciudad de Zamora y sus vecinos".

El alcalde también ha indicado que la ciudad necesita de todos sus habitantes: "El pueblo de Zamora es el que hace la historia".

En su discurso, ha agradecido el esfuerzo de los concejales de todos los grupos y todas las corporaciones democráticas y ha dado las gracias a los zamoranos. "Haremos todo lo posible para no defraudaros", ha concluido.

Zamora es la única capital española que será gobernada por Izquierda Unida los próximos cuatro años. Guarido ha sido proclamado alcalde con mayoría absoluta.