120.00

Publicidad

Nuevo procesamiento

Francisco Correa pudo cobrar más de 30 millones en comisiones ilegales con Gürtel

Finaliza otra parte de las investigaciones judiciales de la trama Gürtel. La que quedaba abierta, dedicada a los posibles fraudes a Hacienda y por el blanqueo de dinero.

El juez José de la Mata ha concluido la instrucción de una de las piezas del caso Gürtel con el procesamiento de 21 personas físicas y 19 jurídicas por delito fiscal, delito continuado de falsedad en documento mercantil y blanqueo, entre ellos los principales cabecillas de la trama, Francisco Correa y Pablo Crespo. En un auto notificado a las partes, el magistrado ha acordado el pase a procedimiento abreviado de la conocida como pieza principal de Gürtel, la última que quedaba por concluir. El magistrado cree que Francisco Correa pudo reunir más de 30 millones de euros en comisiones por intermediar en la adjudicación de contratos. Esto puede suponer casi 25 millones de fraude a Hacienda.

Finalmente han quedado fuera de este procedimiento Álvaro Pérez, El Bigotes, y Cándido Herrero, expropietario y exgerente de la empresa de Orange Market, la empresa de la trama Gürtel en Valencia. El juez ha acordado archivar esta causa para ellos porque los hechos que se les atribuían han sido investigados en otras piezas de Gürtel que ya han sido juzgadas, y ha acordado asimismo el sobreseimiento respecto al exdiputado del PP Jesús Merino al no haber quedado acreditado el delito contra la Hacienda Pública que se le imputaba.

El final de esta instrucción coincide con el inicio de otro de los juicios de la trama, el referido al fraude en las contrataciones durante la visita del papa Benedicto XVI.

Fraude a Hacienda

El auto del juez explica que ésta es la última pieza de Gürtel que quedaba en fase de instrucción. Para simplificar y activar el procedimiento judicial, a lo largo de los años se han ido incoando piezas separadas en cuanto la investigación permitía enjuiciar separadamente distintos hechos de forma independiente, cometidos por la trama Gürtel. En esta pieza que ahora concluye, el magistrado explica que la organización liderada por Francisco Correa, desde finales de 1999 hasta 2009, fue un holding empresarial dedicado a la organización de eventos, entre los que se encontraban gran parte de los que realizaba para el Partido Popular. Lo que se ha investigado en esta pieza son los posibles delitos contra la Hacienda Pública que pudieron haber cometido Correa Sánchez y Pablo Crespo con motivo de la ocultación de su patrimonio; el juez recuerda que ese patrimonio en gran parte presuntamente procede de las actividades ilícitas investigadas en las restantes piezas separadas de Gürtel.

Blanqueo

En segundo lugar, el juez desarrolla en su auto toda la estrategia diseñada por los dos responsables del Grupo Correa para ocultar y blanquear los ingresos procedentes de las actividades ilícitas. El magistrado explica que la finalidad del grupo era enriquecerse ilícitamente de forma sistemática, con cargo a fondos públicos, “con quienes se concertaron para vulnerar la normativa administrativa en materia de contratación pública, emitieron facturas falsas para opacar los fondos obtenidos, ocultaron a la Hacienda Pública los ingresos ilícitos obtenidos y los blanquearon para tratar de retornar a la vida mercantil lícita”. El auto del juez detalla toda la estructura de ocultación de los ingresos, a través de sociedades de eventos vinculadas a Francisco Correa. El escrito del juez recoge también toda la operativa de ocultación del patrimonio llevada a cabo por Correa, bien a través de dinero en efectivo opaco y utilización de sociedades así como de estructuras societarias patrimoniales en España y el extranjero. El magistrado dedica un apartado a la operativa diseñada por los asesores fiscales para ocultar los fondos en cuentas en el extranjero. Esos fondos tendrían su origen en el cobro de facturas falsas y en el de comisiones indebidas no declaradas a la Hacienda Pública.

Publicidad