El exconseller de Interior Joaquim Forn ha asegurado este jueves que ni él ni ningún miembro del Govern dieron una "orden política" a los Mossos d'Esquadra para que "incumplieran" sus funciones de policía judicial y permitieran la celebración del 1-O.

En el interrogatorio por parte de la Abogacía del Estado, representada por la letrada Rosa María Seoane, Forn ha resaltado que todos los comisarios de los Mossos han acreditado en sus declaraciones judiciales que no recibieron ninguna orden política para poder hacer el referéndum ni ninguna instrucción política por parte del gobierno de Carles Puigdemont para que "incumplieran" sus funciones de policía judicial.

"No se les pidió que dejaran de hacer sus funciones para adherirse a una decisión política", ha indicado Forn, que ha vuelto a distinguir entre su apoyo político al referéndum y su función como titular de Interior, ya que en ese ámbito insistió ante los Mossos d'Esquadra que su función era actuar como policía judicial y cumplir con las resoluciones de la Fiscalía y del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC).

Seoane ha replicado que le parecía "difícil de entender" esta duplicidad, ya que no comprendía cómo Forn podía pedir a los Mossos d'Esquadra que cumplieran las ordenes judiciales para incumplir lo que el Govern había ordenado, para poder celebrar el referéndum. El exconseller ha insistido entonces que no hubo interferencias a la labor policial.

  • Forn reconoce que el referéndum fue ilegal y asegura que nunca se habían utilizado tantos efectivos

"Nunca, repito nunca, se habían utilizado tantos efectivos para un referéndum, en este caso ilegal", ha declarado Forn. De esta forma, es la primera ver que el exconsejer define como "ilegal" el referéndum del 1-O.

  • Petición de ayuda a Guardia Civil y Policía Nacional

El exconseller de Interior Joaquim Forn ha acusado también a la Policía Nacional y a la Guardia Civil de haber desoído una petición de ayuda por parte de los Mossos d'Esquadra a primera hora de la mañana del 1-O para que intervinieran en más de 200 puntos de votación.

Así lo ha denunciado Forn, que afronta una petición de 16 años de cárcel en el juicio a la cúpula del 'procés', en una de sus primeras intervenciones después de que hacia las cuatro de la tarde se haya retomado el interrogatorio por parte del fiscal Fidel Cadena. Cadena ha preguntado a Forn si era cierto que las unidades centrales de los Mossos d'Esquadra no proporcionaron apoyo a las parejas de agentes desplegadas frente a los colegios del 1-O si estos solicitaban refuerzos ante cualquier incidencia, extremo que el exconseller ha negado.

"No, lo que sí recuerdo es que, por ejemplo, hubo una demanda por parte de los Mossos a primera hora (del 1-O) para que la Policía Nacional y la Guardia Civil intervinieran en doscientos y pico colegios y ésta precisamente no fue atendida en su momento, cuando se había quedado que darían apoyo cuando fueran requeridos por los Mossos", ha indicado el extitular de Interior. El exconseller ha admitido que la actuación de los Mossos el 1-O, como todas, "seguramente es mejorable", pero ha dejado claro que "en ningún momento hubo una solicitud para que se modificaran las órdenes de actuación".

Y ha recalcado que él no dio ninguna orden operativa ni se acercó al centro de operaciones. "Si hubo una mala actuación, desde mi punto de vista fue algunas actuaciones de la Guardia Civil o del Cuerpo Nacional de Policía", ha añadido. En su interrogatorio, Forn también ha subrayado que el plan establecido, y que se había detallado en las reuniones de coordinación sobre el 1-O, establecía que los binomios que se desplazaron a los colegios pedirían ayuda al área regional si había alguna incidencia y que, si no se podía solucionar, se remitiría a la central.

Además, ha recordado que los Mossos d'Esquadra también transmitieron en sus reuniones con la Fiscalía y con el coordinador del dispositivo de seguridad, el entonces alto cargo del ministerio de Interior Diego Pérez de los Cobos, que la policía autonómica podía solicitar ayuda a la Policía Nacional y la Guardia Civil si así lo requería.