52.010500

Publicidad

Rey Juan Carlos I

La Fiscalía del Tribunal Supremo asume una nueva causa contra el rey emérito Juan Carlos I

La fiscal General del Estado ha solicitado "con efectos inmediatos" de toda los documentación sobre la investigación al rey emérito.

La Fiscalía del Tribunal Supremo se hará cargo desde este martes las diligencias de estudio 12/2019 previamente iniciadas en la Fiscalía contra la Corrupción y la Criminalidad Organizada en relación al rey emérito Juan Carlos I.

Dolores Delgado, fiscal general del Estado, ha ordenado a través de un decreto que establece el envío "con efectos inmediatos" de toda los documentos sobre el tema. En junio la Fiscalía del TS llevó a cabo una investigación que comenzó la Fiscalía Anticorrupción sobre presuntos pagos de comisiones al rey emérito.

La Fiscalía ha puesto en manos de Inspección Fiscal sobre una posible fuga de datos sobre estos expedientes. Por lo que han acordado iniciar desde el 29 de octubre tramitar las diligencias de naturaleza gubernativa, en cuyo trámite se ha dado traslado a la Inspección Fiscal a fin de comprobar las condiciones de custodia y acceso de los expedientes. Es decir, el ministerio público investiga supuestas filtraciones de información a la prensa.

El rey Juan Carlos I se marchó de España en agosto donde residente en Emiratos Árabes Unidos. El 30 de octubre la Fiscalía archivaba la causa contra el rey emérito por su "inviolabilidad como Jefe del Estado" ante el supuesto cobro de comisiones por la adjudicación del AVE a La Meca a empresas españolas en 2011.

Esta investigación investiga si la reina Sofía, el rey Juan Carlos y alguno de sus nietos pudieron utilizar tarjetas opacas, es decir, unas tarjetas vinculadas a cuentas que no eran suyas. Por tanto, podrían ser cuentas de alguien que pagaba sus gastos.

Según ha publicado 'eldiaro.es' con estas tarjetas se pudieron pagar gastos personales, de más de 120.000 euros, incluso cuando el don Juan Carlos I ya no era rey, y por lo tanto, ya no tenía inviolabilidad.

Estas tarjetas no las habría utilizado ni el rey Felipe, ni doña Letizia ni sus dos hijas.

Publicidad