Publicidad

Coronavirus

La Fiscalía de Navarra no avala el toque de queda y sí el resto de restricciones

Navarra adopta otras medidas y restricciones relativas fundamentalmente a limitaciones de aforos y horarios.

La Fiscalía de Navarra considera que deben autorizarse las medidas restrictivas contra la pandemia del coronavirus, excepto el toque de queda entre las 23:00 a las 6:00 horas de la mañana, al considerar que no tiene cobertura legal después de que haya finalizado el estado de alarma.

No al toque de queda

La Fiscalía destaca que el Gobierno de Navarra solicita la autorización para el toque de queda una vez ha finalizado el estado de alarma y, por lo tanto, "en un nuevo marco jurídico, sin la cobertura legal que a determinadas limitaciones o restricciones de derechos fundamentales le daba esa legislación excepcional".

En el documento, la Fiscalía diferencia entre la "limitación o restricción del derecho de libertad de movimientos o de deambulación que puede suponer un cierre perimetral" y la "privación" de ese derecho "dirigida a una pluralidad indeterminada de personas, pues eso es lo que supone la obligación impuesta a los habitantes" de una comunidad de permanecer en sus domicilios en una determinada franja horaria.

Según la Fiscalía, con el toque de queda se produce "un grado de afectación de la libertad de deambulación de tal intensidad" que solo puede tener cobertura legal a través de la legislación de excepción que supone el estado de alarma.

En el escrito, la Fiscalía también considera que las limitaciones a las reuniones de personas, "no suponen propiamente una prohibición general del derecho de reunión en su acepción constitucional (agrupación o asociación de personas de forma transitoria), cuyo ejercicio como tal sigue vigente. La medida acordada se revela necesaria y proporcionada para evitar o, en todo caso, minimizar los contagios, tanto en espacios públicos como privados donde las medidas de precaución se relajan todavía mas, propio de un entorno de confianza".

"Estamos ante una medida de prevención que se adopta en un contexto de emergencia de salud pública generada por la expansión del coronavirus y que, si bien los indicadores en general nos vienen señalando una clara mejoría, es obvio que lo que no se puede hacer es dilapidar lo ya conseguido", añade el documento de la Fiscalía.

Publicidad