El excomisario José Villarejo declara en el juicio en su contra.

Publicidad

Caso Villarejo

La fiscalía de Madrid recurre la sentencia por la que se absolvió a Villarejo por denuncia falsa al CNI

La Fiscalía Provincial de Madrid ha presentado un recurso de apelación contra la sentencia en la que se absolvía al ex comisario José Manuel Villarejo Pérez por una denuncia falsa. A Villarejo, por este delito, se le pedía un año de prisión.

La Fiscalía Provincial de Madrid ha recurrido la sentencia por la que se absolvió al ex comisario José Manuel Villarejo por denuncia falsa al CNI. A Villarejo se le pedía un año de prisión por este delito, aunque se le absolvió, ahora la fiscalía ha presentado un recurso frente a esta sentencia.

El recurso del 'caso Villarejo' señala que la denuncia falsa se considera como un delito "pluriofensivo" ya que "aunque sin duda se trata de un delito contra el buen funcionamiento de la Administración de Justicia, lo cierto es que también, en un plano indirecto, afecta al honor de la persona respecto de la que se efectúa la falsa imputación de unos hechos, que de ser ciertos serían constitutivos de delito".

La Fiscalía informa que el hecho de presentar una denuncia por delitos de descubrimiento y revelación de secretos oficiales, así como de colaboración con organizaciones terroristas contra Félix Sanz Roldán, ex director del CNI, afecta al honor de la persona. Esa fue la razón que motivo a Sanz Roldán a presentar presentase un oficio-denuncia ante la Fiscalía General del Estado, tal y como manifestó tanto en su declaración instrucción.

La Fiscalía provincial de Madrid, durante la vista oral del 'caso Villarejo', incide cuando el acusado, ante la pregunta relativa a la razón por la que afirmaba que Sanz Roldán era la persona que tenía en su poder esa foto y la había remitido a un medio para su publicación, se limitó a decir que porque era el máximo responsable del CNI.

La respuesta incluía otras explicaciones como es "el que llama a los medios de comunicación", al tiempo que le atribuía la capacidad para "echar periodistas" y que, por lo tanto, la persona que filtró la foto fue Sanz Roldán o alguien de su entorno, "sin tener acreditado tal extremo, ni tampoco ninguna prueba, ni indicio en tal sentido, lo que consideramos que entra bien dentro del "conocimiento de la falsedad".

De hecho, la otra persona que salía en la foto declaró en el juicio como testigo propuesto por la defensa, y esa persona dijo que desconocía quién era la persona que había echado la foto. Tampoco sabía quién había podido "filtrar" a la prensa esa fotografía.

Publicidad