La única norma establecida para convocar elecciones es hacerlo 54 días antes como mínimo. Con ese plazo, ¿qué domingos hoy por delante? Lo vemos.

El 14 de abril, aniversario de la República. Esta opción es la que defienden los asesores de Pedro Sánchez para pillar a 'contrapie' a los rivales. El contrapunto es que la gente votaría en domingo de ramos. Desde Moncloa lo han descartado.

El 21 de abril, Domingo de Resurrección y final de las vacaciones. Pinta complicado

El 26 de mayo, 'súperdomingo' electoral. A los barones socialistas no les gusta que las generales coincidan con las autonómicas, locales y europeas. Se jugaría todo a una carta, si le sale bien puede ganar mucho y si le sale mal puede perder todo.

El domingo 28 de abril. Los barones socialistas le darían su beneplácito porque no haría coincidir las generales con las autonómicas, pero la campaña sería en plena semana santa, con todo lo ello supone. Esta es la opción que gana fuerza. Eso o que Pedro Sánchez lo deje para más adelante.