Partido Popular

Este es el origen de la guerra interna desatada hoy en el PP entre Isabel Díaz Ayuso y Pablo Casado

Isabel Díaz Ayuso ha comparecido y ha lanzado duras acusaciones a la dirección de su partido. Estos son los 3 epicentros.

Publicidad

Isabel Díaz Ayuso ha comparecido desde la presidencia del Gobierno de la Comunidad de Madrid sin preguntas. Ha dejado claro que no hay marcha atrás en el pulso que mantiene con Pablo Casado.

Las palabras de la presidenta madrileña al presidente de su partido han sido durísimas y también a la dirección de su partido. Asegura que le parece "muy cruel" que la acusen sin pruebas porque no las hay en su contra, ni tampoco en contra de su familia, refiriéndose a su hermano. Ha dicho Ayuso que de esto se enteró por boca del propio Pablo Casado. El año pasado en Génova 13 le dijo que había un informe en su contra filtrado directamente desde La Moncloa.

El contrato de compra de mascarillas

La guerra es total, hay varias versiones y hay 3 epicentros: Comunidad, Ayuntamiento y sede del PP. Todo estalla anoche. Según varios medios, la dirección nacional del partido, a través de una empresa pública del Ayuntamiento, intentó espiar a Ayuso contratando a un detective.

El objetivo: investigar si el hermano de la presidenta cobró una comisión por un contrato de compra de mascarillas, al que ha tenido acceso Antena 3 Noticias. Un contrato que fue adjudicado en el inicio de la pandemia a la empresa de un amigo de la familia. Ese documento, según el Gobierno madrileño, demuestra que todo es legal.

Ese mensaje es el que Ayuso manda a su partido, al que acusa directamente de perseguirla y fabricar pruebas contra ella. "Espero que prueben que yo no soy honrada", ha dicho ante los medios. Ayuso da crédito a la operación de espionaje, en la que según algunas fuentes, estaría involucrado Ángel Carromero, cercano a Pablo Casado, y director general del alcalde de Madrid.

La reacción del alcalde de Madrid

Precisamente, el alcalde ha asegurado que ha hablado con Ángel Carromero y este se lo ha negado. José Luis Martínez Almeida ha revelado que abrió una investigación interna en el Ayuntamiento para esclarecer detalles, que no encontró nada sospechoso y, aún así, lanza una advertencia interna a su propio equipo: "No cabe ninguna conducta irregular o que no sea ejemplar en ningún cargo del Ayuntamiento de Madrid".

Ayuso confía en Almeida, pero en quien no confía la presidenta es en Pablo Casado y en el resto de dirigentes. "Pido que se depuren responsabilidades en el partido nacional y en el partido regional. Es muy doloroso que dirigentes de tu partido en lugar de respaldarte sean quienes te quien destruir", ha dicho. El PSOE ya ha anunciado que llevará este tema a la Fiscalía.

La respuesta de Teodoro García Egea

Poco después de la comparecencia de Isabel Díaz Ayuso, el secretario general del PP, Teodoro García Egea, ha informado desde Génova que se ha abierto un expediente informativo a Isabel Díaz Ayuso por las acusaciones "casi delictivas" que ha vertido contra Pablo Casado.

"Nuestros militantes han sufrido muchísimo, y les debemos honradez, transparencia, coherencia y sobre todo, dar la cara. El honor del PP es nuestro activo más valioso y todos nuestros cargos tienen el deber político y moral de colaborar en su preservación. Se puede tener buen resultado en las elecciones, pero eso no exime del deber de rectitud y lealtad", dijo Teodoro García Egea en su declaración.

Publicidad