Homeja de estado a las víctimas

La esperanza en la ciencia y en las vacunas protagonizan el segundo homenaje de Estado a las víctimas del coronavirus

700 invitados colocados alrededor del pebetero en el que se ha encendido la "llama de luz" en recuerdo de todos los fallecidos en España durante la pandemia del coronavirus, mensajes de dolor pero también de esperanza y una banda sonora muy cuidada han dado sentido al segundo homenaje de Estado por las víctimas de la covid-19.

Publicidad

Las campanas dieron las 9:00h en punto y los Reyes hicieron su aparición en la Plaza de la Armería del Palacio Real donde hoy ha tenido lugar el homenaje a los fallecidos en España por la pandemia del coronavirus. Un acto cargado de simbolismo que se celebra justo un año después del de el año pasado.

Según se aproximaban al resto de invitados doña Letizia agarró el brazo del Rey Felipe. Él, vestido con traje y corbata azul y ella con un vestido en el mismo tono y escote en pico. El Himno Nacional y a continuación el Himno de la UE han sido las melodías que han marcado el arranque de un homenaje sencillo, pero cargado de emotividad.

El periodista Fernando Ónega ha sido el encargado de conducir el acto de homenaje a las víctimas de la COVID-19. Ónega comenzó con palabras de agradecimiento hacia esos "héroes muy queridos" y ha destacado "su sacrificio inmenso", por ello dirigiéndose a las familias de los sanitarios fallecidos a causa del Sars-CoV-2 les ha expresado la "gratitud y dolor". Esta primera intervención de Fernando Ónega se tradujo al euskera, catalán y gallego a través de la megafonía del acto.

La voz de los sanitarios

La siguiente en intervenir en el acto ha sido María Díaz sanitaria e hija de un médico fallecido durante la pandemia, Joaquín Díaz,jefe de Cirugía del Hospital La Paz. Emocionada comenzó su mensaje recordando a su padre "hoy estoy aquí porque mi padre ya no está, como tampoco están hijos, parejas, padres, hermanos de todas las familias que hoy asistimos a este homenaje" y lamentando no haberle podido dar "el último abrazo" cuando comenzaron "las toses y la fiebre, cuando tuvieron que entubarlo".

María ha instado a las autoridades que no desatiendan al sistema sanitario y a la sociedad "que cuide a sus cuidadores". Con una media sonrisa en la boca también ha tenido un mensaje de esperanza dedicado a la ciencia que "ha ganado de nuevo" mientras tantas familias se acostumbran a "vivir echando de menos".

El pebetero situado en el centro de la Plaza de la Armería encendió "una llama de luz" para conmemorar a todos los sanitarios fallecidos. A continuación el Rey impuso la Gran Cruz del Mérito Civil a 4 familias de sanitarios del centenar que se entregarán en total.

Los 700 asistentes al homenaje por las víctimas permanecieron en pie durante este tiempo. La colocación de los mismos se dispuso en círculo rodeando precisamente el pebetero.

"Vivir echando de menos"

Mientras los familiares recogían las condecoraciones se escuchó el 2º movimiento (Adagio) del Concierto para oboe de Alessandro Marcello y a continuación el Rey Felipe colocó una corona de flores en el pebetero que dio lugar al minuto de silencio finalizado con un sentido aplauso del resto de participantes.

¿Por qué se eligió al Orfeón Pamplonés para la música junto con la Orquesta de RTVE?

La Orquesta de RTVE y el Orfeón Pamplonés interpretaron también durante el acto Intermezzo de la ópera 'Cavalleria rusticana', obra de Pietro Mascagni, así como la canción 'Hallelujah' de Leonard Cohen y el tema coral 'Por eso cantamos juntos', del compositor vasco Josu Elberdin.

El Orfeón Pamplonés es un coro intergeneracional, compuesto por 52 cantantes cuyas edades oscilan entre los 7 y los 85 años. Se les ofreció participar en este homenaje como reconocimiento a la iniciativa que tuvieron durante los peores momentos de la pandemia cuando decidieron ir a cantar al exterior de varias residencias de ancianos para consolar a las personas mayores que estaban confinadas.

La ceremonia civil, organizada por Moncloa con un formato muy similar al primer homenaje que celebró en el mismo lugar el año pasado, ha combinado el recuerdo y el duelo por todas las personas que han perdido la vida desde el inicio de la pandemia, con la esperanza que se abre con la vacunación.

El mensaje de Araceli, la primera vacunada en España

"Tras el homenaje de los que se fueron es el momento de escuchar voces para la esperanza", así dio pie Ónea a Araceli, la primera persona vacunada en España contra el Sars-CoV-2.

A sus 97 años, Araceli mandó un mensaje de agradecimiento a los sanitarios que "han salvado y están salvando muchas vidas" también se dirigió a los jóvenes a los que pidió que respetasen la pandemia y también tuvo palabras para sus compañeros de residencia así como para sus cuidadores.

Durante el evento, se ha proyectado un vídeo con el título de 'Esperanza', en el que ha intervenido el futbolista Andrés Iniesta, presentando historiales reales de superación en la pandemia y tras escucharse el 'Hallelujah' de Leonard Cohen, a llegado el discurso del Rey.

El mensaje del Rey

Turno entonces para el Rey que pronunció su discurso, unas palabras que comenzaba comparando la situación de hace tan solo un año y la actual y asegurando que "España jamás olvidará a quienes lucharon en los más duro de la pandemia".

Además, apelando a la esperanza que proporcionan la vacuna y la atención sanitaria ha pedido construir "un país mejor para las próximas generaciones".

Tras la intervención del monarca se cerró el segundo homenaje de Estado a los fallecidos por la pandemia con la interpretación de la canción 'Por eso cantamos juntos', compuesta por Josu Elberdin, e interpretada por el Orfeón Pamplonés, bajo la dirección de Igor Ijurra Fernández

Publicidad