120.00

Publicidad

Coronavirus

Felipe VI y Pedro Sánchez presiden la reapertura de fronteras entre España y Portugal

Este miércoles se han levantado las restricciones en la frontera interior de la península Ibérica con Portugal tras el paréntesis del coronavirus. Los jefes de Estado y de Gobierno han formalizado en Badajoz y Elvas la reapertura.

El rey Felipe y Pedro Sánchez, con sus homólogos portugueses Marcelo Rebelo de Sousa y António Costa, han protagonizado un acto solemne para reflejar la reapertura de fronteras entre España y Portugal y el fin de las restricciones impuestas desde el pasado 17 de marzo.

Pedro Sánchez, que ha sido el primero en llegar, ha recibido al Rey Felipe VI que, sin darse cuenta, ha extendido la mano al presidente de Gobierno. En seguida, ha rectificado y ha depuesto la acción.

Tras una distendida conversación entre ambos, ha recibido al presidente del país luso, Marcelo Rebelo de Sousa, y el primer ministro, António Costa. Todos ellos han cumplido con las medidas de seguridad del coronavirus y han acudido con mascarillas al acto.

Un cuarteto de la Orquesta de Extremadura ha interpretado los himnos nacionales de los dos países, momento en el que todos ellos, al aire libre, se han despojado de las mascarillas de protección. Posteriormene se las han vuelto a colocar para dar un paseo sobre la muralla de la Alcazaba y desde la que han divisado territorio portugués.

Tras una foto de familia, ha habido una reunión informal de los protagonistas del acto antes de desplazarse al castillo de la localidad lusa de Elvas.

Sánchez: "Esperemos jamás se vuelvan a cerrar las fronteras"

El presidente de Gobierno ha celebrado el "acuerdo europeo" que ha hecho posible la reapertura de la frontera con Portugal, lo que considera es "una gran noticia para todos". "Esperemos que jamás se vuelvan a cerrar las fronteras", ha señalado.

Sánchez ha recordado que, a pesar del relajamiento de las restricciones, no hay que "bajar la guardia" y se deben "cumplir las normas". "Hay que aprender a convivir con el virus y ser conscientes de que podemos responder", ha apuntado.

El primer ministro portugués, en la misma línea, ha asegurado que el "cierre de frontera ha sido un momento único que no queremos que vuelva". "Hasta que tengamos vacuna vamos a tener que convivir con el covid, es una nueva realidad", ha precisado Costa.

Temor a los rebrotes

La frontera con Portugal se mantuvo por petición del país luso, después de que el 21 de junio España abriera su frontera con el resto de países europeos del grupo Schengen, coincidiendo con el fin del estado de alarma, por temor al contagio cuando en Portugal estaban en cifras muy bajas de coronavirus. Ahora es en varias zonas portuguesas, particularmente el entorno de Lisboa, donde se teme a los rebrotes.

La apertura entre los dos países con la frontera más larga de la Unión Europea coincide con la que ha decidido toda la Unión con países terceros, pero muy pocos. Y con varias dudas, por la falta de reciprocidad y las excepciones de Italia.

Publicidad