La división de Inteligencia del semanario The Economist sitúa a España en el puesto 19 de la clasificación, con una nota de 8,08 sobre 10. Se mantiene como una de las 20 democracias plenas de los 165 países considerados. España está por encima de Francia, Bélgica, Italia o Portugal. Están por delante Noruega, Islandia, Suecia, Nueva Zelanda, Dinamarca, Canadá, Irlanda, Finlandia, Australia y Suiza.

Las mejores puntuaciones de España son en pluralismo político o libertades civiles, menos en cultura política, funcionamiento del gobierno y participación política.

Turquía, un país con quien han querido comparar España algunos independentistas catalanes por las acciones judiciales contra ellos, está en el puesto 110, con una nota de 4,37, muy alejada de España.