Carta explosiva

Una empresa de Zaragoza que envió lanzagranadas a Ucrania recibe otra carta bomba

La Policía Nacional ha activado el protocolo ante amenazas de bomba. No se han registrado heridos tras una detonación controlada.

Publicidad

Ha vuelto a ocurrir en tan solo unas horas. Después de que una carta explotara durante el mediodía de este miércoles en la Embajada de Ucrania en Madrid, otro correo explosivo ha sido interceptado en Zaragoza. La compañía Instalaza ha recibido el artefacto, con características similares al que explotó en la capital. Esta empresa envió 1.500 lanzagranadas a Ucrania para que el Ejército de Kiev luchase contra las fuerzas de Vladímir Putin.

Instalaza, ubicada en la calle Monreal de la capital aragonesa, se dedica a diseñar y fabricar material militar de infantería. La Policía Nacional ha activado el protocolo ante las amenazas de bomba y se han desplazado al lugar varias UVIs móviles, según han informado fuentes de la Jefatura Superior de la Policía en Aragón a Europa Press.

El Técnico Especialista en Desactivación de Artefactos Explosivos (TEDAX) ha realizado una detonación controlada sobre las 21:00 horas. No se han registrado heridos. La empresa zaragozana produce bombas, granadas y lanzacohetes. Equipa a países de todo el mundo.

Las autoridades investigan el suceso, segunda carta bomba enviada a un centro en España este miércoles. En la explosión en la Embajada ucraniana en Madrid, un empleado del centro ha resultado herido de levedad. El propio trabajador acudió al hospital por su propio pie. Esta primera carta iba dirigida al embajador de Ucrania.

Aviones con arsenal militar rumbo a Ucrania

El envío de la carta bomba iba dirigido a la empresa que envió lanzacohetes a Ucrania. En marzo, dos aviones A-400 pusieron rumbo al país que resiste a la invasión rusa. Aquel envío incluyó 1.370 lanzagranadas contra carro, un número no determinado de ametralladoras ligeras y un total de 700.000 cartuchos de munición, tanto de fusilería como para las ametralladoras ligeras. Armas de fácil uso "incluso para personas que no tengan formación con armamento", como aclaró la ministra de Defensa Margarita Robles a Antena 3 Noticias.

Publicidad