La líder de la oposición en Cataluña, Inés Arrimadas, se ha despedido del Parlamento catalán al ser elegida en las pasadas elecciones diputada en el Congreso. Se ha emocionado cuando ha recordado su primer viaje a Barcelona: "Hemos sentido admiración por esta tierra abierta, cosmopolita, moderna". Y después sus sucesivos viajes, el trabajo y casarse con un catalán.

Pero también ha recordado, según su análisis, el daño que ha hecho el proceso dividiendo a la sociedad catalana, "las etapas más negras de la historia democrática de Cataluña". Ha mostrado la pintada que se ha encontrado en la acera de su casa, al salir al Parlamento, dándole un adiós sarcástico, pintado en amarillo y con los lazos independentistas.

Otras despedidas

Gerard Gómez del Moral ha leído una carta de Oriol Junqueras, en la cárcel y sometido a juicio, con su despedida al haber sido elegido también para el Congreso. Se muestra triste por dejar la cámara y esperanzado en que "conseguiremos la libertad del país". La exconsejera Laura Borrás, también se ha despedido hablando de los caminos a la independencia.