SEGÚN CONFIRMAN FUENTES DE PODEMOS

Podemos quiere desvincular la negociación del Gobierno del referéndum

Podemos no renuncia a su defensa de la consulta en Cataluña, pero dice que no debe haber líneas rojas a la hora de negociar.Por ello, su apuesta pasa por negociar el Gobierno y, de forma paralela pero al margen y en otro espacio de diálogo con las fuerzas catalanas, la consulta para que los catalanes decidan el encaje que quieren tener en España, siempre con el consenso del Parlament.

Pablo Iglesias en un acto en Vitoria

Publicidad

SEGÚN CONFIRMAN FUENTES DE PODEMOS

Podemos quiere desvincular la negociación del Gobierno del referéndum

Podemos no renuncia a su defensa de la consulta en Cataluña, pero dice que no debe haber líneas rojas a la hora de negociar.Por ello, su apuesta pasa por negociar el Gobierno y, de forma paralela pero al margen y en otro espacio de diálogo con las fuerzas catalanas, la consulta para que los catalanes decidan el encaje que quieren tener en España, siempre con el consenso del Parlament.

En el esprint final de la campaña electoral el referéndum en Cataluña vuelve a cobrar protagonismo, también en Podemos, que no quiere que su propuesta de celebrar una consulta se convierta en un obstáculo para formar Gobierno y apuesta por desligar las negociaciones de ambos asuntos.

Negociar el Gobierno y, de forma paralela pero al margen y en otro espacio de diálogo con las fuerzas catalanas, la consulta para que los catalanes decidan el encaje que quieren tener en España, siempre con el consenso del Parlament.

Esa es la apuesta de Podemos, según confirman fuentes de la dirección de la formación morada, que son conscientes de que el referéndum puede suponer un obstáculo para allanar el camino hacia la formación de Gobierno, al ser rechazado tajantemente por el PSOE, y creen que el Ejecutivo debería estar ya cerrado en agosto.

Podemos, no obstante, no renuncia a su propuesta de referéndum, aunque insiste en que no debe haber líneas rojas en la negociación y en que está dispuesto a escuchar cualquier otro planteamiento que quieran hacer los socialistas.

Lo que tiene muy claro también la formación morada es su defensa del derecho a decidir, que hoy ha vuelto a reivindicar el candidato a la Presidencia de Podemos, Pablo Iglesias, en un mitin en Vitoria.

Iglesias pisaba hoy por primera vez en campaña el País Vasco y ha asegurado allí que no se le "caen los anillos por decir" que defienden la plurinacionalidad y que "este Estado tiene varias naciones que tienen derecho a decidir".

"Estamos orgullosos de que por fin en el Estado se hable de hermandad (...). Algunos dicen que las cosas no podían cambiar en el Estado y están cambiando en sus narices", ha proclamado en la Plaza Nueva de Vitoria donde varios miles de personas asistían al mitin de Unidos Podemos.

Publicidad