13.013167

Publicidad

TORRA

El Tribunal Constitucional mantiene la inhabilitación de Quim Torra mientras estudia su recurso

El Pleno del Tribunal Constitucional (TC) ha rechazado por unanimidad suspender cautelarmente la inhabilitación como President de la Generalitat de Cataluña de Quim Torra mientras estudia el recurso.

El Tribunal Constitucional ha rechazado por unanimidad suspender cautelarmente la inhabilitación como President de la Generalitat de Cataluña de Quim Torra mientras estudia el recurso contra la sentencia del Tribunal Supremo que confirmó su condena por un delito de desobediencia.

La defensa del ya expresidente de la Generalitat Quim Torra, que ejerce el abogado Gonzalo Boye, solicitó esta medida cautelar para tratar de invalidar la inhabilitación del President mientras el Tribunal de Garantías estudia si le ampara en relación con la sentencia que le condenó a un año y medio de inhabilitación por desobedecer a la Junta Electoral Central (JEC) cuando éste le ordenó retirar símbolos independentistas durante el periodo electoral de las elecciones del 28 de abril de 2019.

Lo que pide la defensa de Torra

El escrito presentado por la defensa de Torra ante el TC pide al alto tribunal que acuerde la suspensión de la condena “sin más dilación y con anterioridad al trámite de admisión del recurso” presentado el pasado martes. En el escrito, también recoge jurisprudencia del TC en base a la cual sostiene que “no supone obstáculo para la suspensión el hecho de haberse comenzado a ejecutar ilegalmente la pena”.

En su recurso registrado ante el TSJC, Torra argumenta que la sala civil y penal del alto tribunal catalán ejecutó el pasado lunes la pena de inhabilitación, hora y media después de que la confirmara el Supremo, sin declarar la firmeza de la sentencia que el pasado mes de diciembre condenó al ya expresident de la Generalitat.

El recurso señala la “inusitada precipitación” de la sala del TSJC al declarar efectiva la inhabilitación de Torra, con lo que no solo ha “prescindido” de lo que establece la Ley de Enjuiciamiento Criminal, sino también de “las reglas de la prudencia reiteradamente aludidas por la sala de lo penal del Tribunal Supremo”.

Publicidad