Felipe VI ha reafirmado en el quinto aniversario de su proclamación como jefe del Estado su "compromiso de servicio al conjunto de los españoles" que "desde el principio" ha "guiado sus actuaciones" y ha subrayado que este compromiso va unido "a una confianza plena" en el destino colectivo de los españoles "en democracia y libertad".

El rey ha llamado a "mirar al futuro con ilusión, con orgullo y con determinación", y también con la confianza que da la voluntad de de los ciudadanos "de vivir en concordia y de seguir dando pasos certeros hacia un futuro de mayor bienestar y progreso". En línea con su intención de reafirmar su adhesión a los valores cívicos, Felipe VI ha querido celebrar este quinto aniversario condecorando con la Orden del Mérito Civil a 41 ciudadanos "ejemplares", procedentes de toda España, a los que ha agradecido su generosidad, su valentía y su "profundo deber ético y moral".

A ellos les ha dicho que "vuestra actitud, vuestras acciones y obras alentadoras demuestran que somos un gran país, capaz de superar las adversidades, de avanzar y de progresar; un país generosos, lleno de vitalidad y comprometido con los valores democráticos que, por todo ello, no debe temer al futuro", le ha dicho en un breve discurso al final de la ceremonia. El rey ha estado acompañado por la reina Letizia, la Princesa de Asturias y la infanta Sofía, en una ceremonia a la que han asistido el presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, y el ministro de Asuntos Exteriores y Cooperación en funciones, Josep Borrell.