31.893333

Publicidad

Casa Real

El Rey Felipe VI toma la decisión de renunciar a la herencia de don Juan Carlos para preservar la ejemplaridad de la corona

El Rey Felipe VI ha renunciado a la herencia de su padre don Juan Carlos en un comunicado de la Casa Real.

El Rey, Felipe VI, ha renunciado a la herencia de su padre, don Juan Carlos, una decisión enmarcada en la conducta ejemplar que prometió en su discurso de proclamación. En un comunicado de la Casa Real se ha informado de que, además, se retira a Don Juan Carlos la asignación que le otorgan los presupuestos del estado, casi 200.000 euros.

El rey emérito ya conoce esa decisión y, según el comunicado, se ha tomado para preservar la ejemplaridad de la corona tras las informaciones sobre los supuestos pagos de comisiones por el cierre de contratos con Arabia Saudí.

Con la llegada al trono en junio de 2014, tras la abdicación de su padre, Felipe VI ha tomado una serie de medidas encaminadas a garantizar la ejemplaridad y transparencia de la institución monárquica, para sacarla de la crisis institucional en que la estaba sumida.

En coherencia con estas intenciones ha tomado el jefe del estado esas decisiones. El rey se aleja así de los supuestos negocios de Don Juan Carlos en el extranjero, con dos fundaciones investigadas judicialmente en Suiza. Sobre una de ellas, dice don Felipe, que desconoce por completo su supuesta designación. Y de la otra explica las gestiones que ha realizado -durante un año- para desvincularse.

El texto termina con algunas aclaraciones de Don Juan Carlos. Reconoce que nunca facilitó información de esas fundaciones al Rey.

Reacciones

Las reacciones han sido inmediatas. Llegado el momento- dice Podemos- pedirá responsabilidades y una investigación parlamentaria. Algo a lo que se sigue negando el PSOE. El ministro Marlaska dice que lo importante es la verdad judicial, además de que se necesita seguir confiando en las instituciones. Y entre la oposición, el PP muestra se confianza y lealtad a la Corona. Cs dice que este gesto honra al rey. Y a Vox le gustaría que todas las instituciones fueran tan ejemplares como Don Felipe.

Publicidad