130

Publicidad

Pazo de Meirás

Hallan gracias al inventario del Pazo de Meirás la pila bautismal de Frumales, desaparecida tras la visita de Carmen Polo

El inventario del Pazo de Meirás ha hecho relucir la pila bautismal de Frumales, que llevaba en paradero desconocido tras la visita a la localidad segoviana de Carmen Polo en 1958.

Este lunes ha salido a la luz una historia que sucedió hace 63 años. Una vez conocido el inventario del Pazo de Meirás, en Galicia, se ha hallado una pila bautismal, una pieza románica, que estaba en el pueblo segoviano de Frumales y que tras una visita de Carmen Polo, la mujer de Franco, desapareció.

Nada se volvió a saber de la pila hasta que se ha conocido el inventario del Pazo de Meirás. La sorpresa para los vecinos de Frumales es que aparece en ese listado, junto a los otros 700 artículos del Pazo.

La historia se remonta al 3 de octubre de 1958, cuando el pequeño pueblo de Frumales, Segovia, recibió una visita que algunos de sus vecinos recuerdan. La de Carmen Polo, esposa del dictador Francisco Franco.

Era una época de pobreza en España, de economía de subsistencia, salvo para unos pocos privilegiados. Pero esa señora del coche negro, cuentan los vecinos, se llevó más de lo que dejó. Aseguran que le gustó la pila bautismal, que ahora es uno de los 700 bienes recuperados en el Pazo de Meirás.

La pila, por tanto, ha pasado a manos del Estado desde el 10 de diciembre. Los vecinos no piden que vuelva la pila a Frumales, se conforman con que se conozca el origen y la historia de una pieza de la historia de España.

Publicidad