El presidente del PP en Cataluña, Alejandro Fernández, ha reprochado al president Quim Torra que jamás hable de convivencia, por lo que se ha arrancado a cantar un estribillo de Manolo Escobar desde el atril del Parlament: "Solo te pido que me hagas la vida agradable aunque en nada coincida contigo".

En su turno de intervención en el debate general en la cámara sobre "las propuestas para la Cataluña real" impulsado por Ciudadanos, Fernández ha criticado que el presidente catalán hable de alcanzar otro "momentum" para llevar a cabo "una nueva insurrección" pero nunca se preocupe por la convivencia, pese a que el diputado popular se lo haya pedido "de todas las maneras menos cantando". Tras estas palabras, Fernández ha advertido al resto del hemiciclo con un "no se asusten" de que estaba a punto de emular al cantante Manolo Escobar y, después de sorprender con su interpretación, ha abandonado el atril en dirección a su escaño, estrechando por el camino la mano del presidente del grupo de ERC, Sergi Sabrià, que le ha felicitado por su entonación.

El presidente de los populares catalanes había abierto su intervención con una irónica referencia al largo discurso de Torra, de más de dos horas -"ameno, vibrante y vitamínico"-, a quien le ha dicho con sorna: "Gobernar no gobierna usted muy bien, pero para combatir el insomnio es usted un figura". Más allá de las bromas, Fernández ha situado el inicio del proceso independentista no en la sentencia del Tribunal Constitucional sobre el Estatut sino en la aparición del movimiento de los indignados del 15M: "Ahí toman ustedes una decisión crucial: para combatir al populismo se convierten ustedes en populistas". A juicio de Fernández, el independentismo es "un movimiento claramente nacional populista" que además de situar a Madrid como "el enemigo" ha "alterado gravemente la convivencia", como según él no puede ser de otra manera si se trata "a la mitad de la población como si fueran traidores de la patria".