120.00

Publicidad

Coronavirus

El Parlamento del coronavirus, vacío... pero abierto

Singulares plenos por el coronavirus tanto en el Congreso como en el Senado. Nunca se había visto una imagen así.

La presidenta del Congreso, Meritxell Batet, ha abierto la sesión plenaria monográfica sobre la crisis del coronavirus enviando un mensaje de solidaridad a todos los afectados directamente por la enfermedad y a todas las personas que en estos días siguen acudiendo a sus puestos de trabajo, en especial a los sanitarios, farmacéuticos, empleados de supermercados y demás colectivos que prestan servicios esenciales. Ante un hemiciclo prácticamente vacío, Batet ha subrayado que los diputados que no están siguiendo el Pleno sentados en sus escaños en absoluto incumplen su deber reglamentario de asistencia a las sesiones parlamentarias, sino que están ausentes porque se han seguido las recomendaciones de las autoridades sanitarias para "combatir la extensión" del Covid-19.

Sólo están poco más de una veintena de escaños ocupados, puesto que la Cámara, que ya suma 10 infectados entre los diputados, ha tomado medidas para evitar nuevos contagios. Aunque el Congreso no puede impedir la entrada de las señorías que quieran asistir a la sesión, los grupos han acordado limitar el número de representantes que mandará cada uno, en función de su peso en el hemiciclo. Tampoco la Mesa de la Cámara estará al completo, aunque si se ha garantizado una representación mínima del órgano de gobierno encabezada por la presidenta, Meritxell Batet. Vox ha tenido que prescindir de Santiago Abascal, positivo por COVID-19. Sí ha acudido la portavoz socialista, Adriana Lastra, que ya ha acabado la cuarentena. Y los portavoces de ERC, Gabriel Rifián, y del PNV, Aitor Esteban. Falta Inés Arrimadas, de Ciudadanos, embarazada. Pablo Casado sí asiste, además de la portavoz de sus grupo, Cayetana Álvarez de Toledo.

Pleno con un senador

El pleno del Senado se vio obligado por la crisis del coronavirus a recurrir a una sesión telemática exprés, apenas dos minutos, para aprobar un procotolo internacional sobre la adhesión de Macedonia del Norte a la OTAN, que estaba ratificado por todos los países miembros, salvo España. Con un hemiciclo vacío -salvo la presencia del senador del PP David Erguido, a quien no le funcionó el voto telemático- la presidenta del Senado, Pilar Llop, inició la sesión con un minuto de silencio por las dos últimas víctimas de violencia de género y condolencias para la familias de los fallecidos por el coronavirus. Además de Llop han estado presentes la vicepresidenta Cristina Narbona; el vicepresidente segundo, Pío García-Escudero, y el secretario tercero, Rafael Hernando, con mascarilla, y el senador del PP David Erguido. El resultado de la votación del protocolo se ha saldado con 264 votos emitidos, de los cuáles 243 han sido a favor y 21 abstenciones. Los senadores han dispuesto hasta este mediodía para enviar sus votos en la intranet de la institución, a la que acceden con una clave personal y con total garantía de seguridad. Este insólito pleno, sin intervenciones de los portavoces, se ha tenido que celebrar ante la inaplazable obligación de votar el protocolo internacional sobre la adhesión de Macedonia del Norte a la OTAN, al que solo faltaba España por dar el visto bueno.

Publicidad