120.00

Publicidad

Congreso

El móvil de Dina Bousselham persigue a Pablo Iglesias

Cruce de acusaciones entre el vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias, y el PP a propósito de las investigaciones sobre el caso Villarejo y el móvil de la exasesora del líder de Podemos.

El vicepresidente segundo del Gobierno y líder de Podemos, Pablo Iglesias, ha retado al PP a acudir a los tribunales si les quieren acusar de algo, después de que el secretario general de los 'populares', Teodoro García Egea, le haya preguntado durante el pleno del Congreso si la Fiscalía le ha filtrado información sobre la denominada pieza Dina del caso Villarejo, en la que se investiga el robo del teléfono móvil de la exasesora del líder de Podemos Dina Bousselham.

En concreto, el 'número dos' del PP ha preguntado a Iglesias por la información publicada de que la Fiscalía filtró datos a Iglesias sobre este caso, según revela un chat del equipo jurídico del partido morado que cita 'El Confidencial'. "Don Teodoro, si ustedes nos quieren acusar de algo, vayan a los tribunales. Cuando lo han hecho en el pasado, ustedes conocen la respuesta. Lo que quedó acreditado en una comisión parlamentaria en la que había presencia de todos los partidos es que su formación política construyó una cloaca policial y mediática para investigar a sus adversarios políticos. Una de las mayores traiciones a la democracia en la historia reciente de nuestro país", ha respondido Iglesias.

El juez del caso Villarejo, Manuel Garcia-Castellón, le ha retirado hace unos días a Iglesias la condición de perjudicado en la pieza Dina de esta macrocausa en la que se investiga cómo llegó a manos del comisario jubilado el contenido de la tarjeta del móvil de una colaboradora del líder de Podemos. El magistrado ha ordenado la práctica de varias diligencias encaminadas a aclarar la razón por la que la tarjeta estaba dañada cuando Iglesias se la devolvió a su colaboradora, lo que ocurrió meses después de que éste la obtuviera de manos del presidente del Grupo Zeta. Asimismo, el juez ha apuntado que este hecho podría suponer delitos de revelación de secretos y daños informáticos, aunque de momento no ha ido más allá.

Publicidad