El documento entregado por Joaquim Torra al gobierno recoge las condiciones de los independentistas para negociar. Incluye que se acabe con "abusos policiales y económicos" sobre Cataluña, que se descarte la aplicación del artículo 155 de la Constitución, que se abandone la vía judicial, que no haya juicio contra los dirigentes independentistas... y otras más singulares, como "desfranquizar" España. Dice que en nuestro país sigue imperando la cultura franquista. También hay que abrir uu debate sobre la monarquía.

Pues bien, sobre eliminar lo que de Franco queda en España, el gobierno acaba de tomar una iniciativa. El Ministerio de Justicia ha pedido a 656 ayuntamientos que retiren los vestigios franquistas. Además les advierte de que incumplir la Ley de Memoria Histórica supone la retirada de subvenciones.