Publicidad

MAS, RECIBIDO POR ULTRAS EN UN DEBATE

Un centenar de falangistas protestan contra Artur Mas en Madrid e insultan a Margallo al grito de "traidor"

Un pequeño grupo de ultraderechistas ha recibido a gritos a Artur Mas cuando llegaba al Ateneo de Madrid para participar en un debate con el exministro José Manuel García-Margallo.

antena3.com | Madrid
| 01.02.2018 11:07

Un centenar de falangistas se han concentrado este martes frente a la sede del Ateneo de Madrid para protestar contra la presencia del expresident de la Generalitat Artur Mas en esta institución, a la que ha acudido para' participar en un debate sobre el futuro de Catalunya junto al exministro de Asuntos Exteriores José Manuel García Margallo.

"La prensa dirá que somos ultras y radicales, y sí, lo somos, porque ultra significa 'más allá' y nuestro amor por España va más allá de todas las cosas", ha afirmado un portavoz de los manifestantes que, megáfono en mano, ha acusado a Mas de colaborar con el terrorismo de ETA.

Los ultras también han abucheado al exministro Margallo a su llegada al Ateneo, con gritos de "traidor" y "payaso", y entonando cánticos como "PSOE y PP, la misma mierda es".

Vigilados por varios agentes de la Policía Nacional, el centenar de personas concentradas en la calle Prado de Madrid, a pocos metros del Congreso de los Diputados, ondeaban banderas rojigualdas, algunas del periodo franquista, y portaban una pancarta con el lema 'La unidad de España ni se vota ni se negocia'.

La concentración, convocada por la Falange, también ha estado adornada de banderas con el yugo y las flechas que forma parte de la simbología del partido fundado por José Antonio Primo de Rivera. "La respuesta de España: fuera separatistas de las instituciones. Separatistas ilegalización" era la consigna de los carteles que anunciaban la protesta.

Mas se presenta como un "condenado" de la legislación española

Dentro del Ateneo, Mas, que se ha presentado como un "condenado" de la legislación española, ha dicho que no tiene nada contra España pero contra el Estado español "un memorial de agravios" que prefiere no tener presente porque está más cómodo en un proyecto positivo. También se ha referido al referendo que, según ha dicho, "puede ser la solución" pero si es dialogado, negociado y acordado.

Sobre la celebración de este referendo, el expresidente de la Generalitat ha dicho que, aunque no es adivino, confía en que se haga este año. "Y hasta donde yo sé, la Generalitat es firme" ha precisado.

El expresidente también ha querido dejar claro que la Constitución española sigue teniendo legalidad pero en Cataluña ha perdido su legitimidad entre una parte significativa de la población. En opinión de Mas, la Constitución fue legítima y promovida con apoyo de partidos catalinistas pero se ha llegado a un punto en que "esa legitimidad, en gran parte, se ha difuminado, se cuestiona", en definitiva, "se ha perdido".

Mas también ha reprochado al Gobierno de Mariano Rajoy que sitúe a Cataluña como el principal problema de España y, luego, no tenga proyecto alguno para resolverlo. Además, le ha dicho al jefe de Gobierno que en Cataluña no hay ningún golpe de Estado, "hay un reto democrático en mayúsculas que hay que abordar".

Mas ha insistido en que no se trata de un reto nacionalista, ni por supuesto étnico (siete de cada diez personas que viven en esta comunidad no tienen origen catalán) y sí ante un reto "nacional y social, planteado por una sociedad muy mezclada que reclama democráticamente una solución que pase, en forma dialogada, por la posible creación de un Estado".

Publicidad