El conseller de Interior, Miquel Buch, ha agradecido la ayuda de la Unidad Militar de Emergencias de una manera especial. Tras informar de la marcha de los trabajos contra el fuego en Tarragona, ha resaltado la labor y profesionalidad de todos los que están en la zona.

Al explicar desde Vinebre (Tarragona) que en estos casos se debe colaborar entre vecinos, lo ha expresado así: "Cuando un país tiene un fuego y se expande, nos ayudamos mutuamente como vecinos. Si estuviéramos en l'Empordà lo haría Francia, pero ahora estamos al lado del estado español".

En la extinción participan, además de otros servicios y aviones de la Administración central más de 200 efectivos de la UME.