120.00

Publicidad

Ley Celaá

El Congreso vota la Ley Celaá, una nueva reforma de la educación sin consenso

El Pleno del Congreso debate y vota una nueva ley de educación sin consenso, sin conseguir un pacto de Estado, con algunas incógnitas de última hora sobre algunos de los puntos más polémicos, como el apoyo a la educación concertada.

En resumen

Los puntos más polémicos sobre la ley de educación o 'ley Celaá', como los relativos al castellano o a la educación especial y los centros concertados, protagonizan en el Congreso el último trámite de la reforma educativa del Gobierno antes de su paso por el Senado. Con algunas incertidumbres sobre el resultado de la votación en varios apartados.

Colegios concertados

Los grupos parlamentarios del PP, Cs y Vox respaldan en el Pleno del Congreso una enmienda transaccional de PNV y JxCat para garantizar la oferta de plazas "suficientes" en la educación concertada. La enmienda, que ha sido presentada a última hora, se incorpora al debate. La enmienda recoge que "las Administraciones educativas programarán la oferta educativa de modo que garanticen la existencia suficiente de plazas públicas y aquellas que garanticen la prestación del servicio público de la educación, especialmente en las zonas de nueva población". El dictamen que se aprobó daba esta garantía exclusivamente a los centros públicos, al señalar que: "En el marco de la programación general de la red de centros de acuerdo con los principios anteriores, las Administraciones educativas programarán la oferta educativa de modo que garanticen la existencia de plazas públicas suficientes, especialmente en las zonas de nueva población".

Con el texto transaccionado de PNV y JxCat se abre la puerta a que las administraciones educativas, es decir, las comunidades autónomas, puedan garantizar la existencia de plazas más allá de la educación pública. Con el apoyo de PP, Cs y Vox, esta iniciativa lograría los votos a favor de 164 diputados y podría incorporarse al proyecto de reforma si lograse así la mayoría simple, siempre y cuando saliese adelante el dictamen de la LOMLOE.

Proyecto de izquierdas

Si bien, el apoyo que consiguió el dictamen, que contó con los votos a favor del PSOE, Unidas Podemos, ERC, PNV y Más País, sería suficiente para que la norma siguiese su tramitación, ya que el dictamen deberá ser ratificado por mayoría absoluta (176 diputados) por tratarse de una reforma de una ley orgánica, y los diputados de estas cinco formaciones sumarían precisamente un total de 176 votos a favor. Si en la votación se consigue la mayoría absoluta, la iniciativa será remitida al Senado para continuar con el trámite parlamentario. Pero en caso de no obtenerse la mayoría requerida, el proyecto será devuelto a la Comisión de Educación y FP para que emita un nuevo dictamen en el plazo de un mes.

Nueva asignatura de valores cívicos y éticos

Los alumnos de Educación Secundaria Obligatoria (ESO) deberán conocer el papel social de los impuestos y la justicia social con la asignatura de Valores Cívicos y Éticos de la reforma educativa del Gobierno si sale adelante una enmienda consensuada por seis grupos parlamentarios. Se ha establecido así a través de una enmienda transaccional entre Compromís y Más País Equo y a la que se han unido PSOE, Unidas Podemos, Grupo Republicano y Junts per Catalunya, por lo que previsiblemente saldrá adelante en el pleno del Congreso.

Presta "especial atención" a la reflexión ética, se incluirán contenidos referidos a la Constitución española, al conocimiento y respeto de los Derechos Humanos y de la Infancia, a la educación para el desarrollo sostenible y la ciudadanía mundial, a la igualdad de mujeres y hombres y al valor del respeto a la diversidad. Además, ahora se suma el comprender "el papel social de los impuestos y la justicia fiscal, fomentando el espíritu crítico y la cultura de paz y no violencia."

A la última votación de enmiendas en el Congreso a la 'ley Celaá', con la que derogar la Lomce o ley Wert, se han presentado seis enmiendas transaccionales.

Publicidad