120.00

Publicidad

Manifestaciones

El ayuntamiento de Galapagar reclama una "respuesta firme" contra las manifestaciones ante el chalé de Pablo Iglesias e Irene Montero

Los partidos de izquierda y Ciudadanos del ayuntamiento de Galapagar (Madrid) quieren que cesen las "manifestaciones y acoso" ante la vivienda familiar de Pablo Iglesias e Irene Montero.

El ayuntamiento de Galapagar aprobó con los votos de PSOE, Cs, Unidas por Galapagar y Más Madrid (también tienen concejales el PP y Vox) un manifiesto en el que condenó “cualquier tipo de manifestación o acoso como el que están viviendo el vicepresidente del Gobierno, Pablo Iglesias, y la ministra de Igualdad, Irene Montero, en las vivienda privadas” y pidió “una respuesta firme que ponga fin a la situación por parte de las autoridades competentes.

Situación insostenible

El manifiesto aprobado y leído hoy por el alcalde, el socialista Alberto Gómez, denuncia que las protestas diarias a la puerta de la casa de Iglesias y Montero han generado una situación “insostenible para ellos y vecinos colindantes”. Aun afirmando que defiende la libertad de expresión y manifestación, el ayuntamiento estima que las concentraciones que se suceden ante la vivienda de Iglesias y Montero “no son en ningún caso deseables en un Estado de derecho por vulnerar el derecho a la intimidad personal y el respeto a su vida privada y familiar. Los ediles firmantes reclaman “una respuesta firme que ponga fin a la situación por parte de las autoridades competentes” y ruegan “a los galapagueños/as y al resto que dejen de personarse en dicha localización”. Se unieron al manifiesto los propietarios de Río Monte, que, según el texto, “se han quejado de las molestias que les suponen dichas concentraciones”.

Publicidad