El sumario de la operación Erial revela que el exministro Eduardo Zaplana habría intentado comprar el puerto deportivo de Altea con dinero que tenía oculto en cuentas en Suiza. Según publica El Confidencial los 1,8 millones de euros en los que se tasó la operación provendrían, presuntamente, de una cuenta de Suiza.

La operación tuvo lugar entre mayo de 2016 y marzo de 2017, pero finalmente no se llegó a cerrar por discrepancias con el precio. Las informaciones apuntan a que el dinero llegó a estar depositado en una cuenta española, pero al no cerrarse la operación el dinero regresó a Suiza.

Ninguno de estos movimientos aparece bajo el nombre de Eduardo Zaplana pero, según el mismo medio los expertos en delitos económicos del Instituto Armado y la jueza incluyen estos pasos en los intentos de Zaplana de repatriar los 10,5 millones de euros que supuestamente llegó a cobrar en sobornos por la concesión de licencias eólicas y de ITV, y que habría escondido en el extranjero durante casi dos décadas.

También te puede interesar ...