Ciudadanos

Dimite el alcalde de Granada, de Ciudadanos, y deja paso a un gobierno del PSOE

Luis Salvador ha dejado de ser el regidor de la ciudad un mes después del abandono de la mayoría de concejales de PP y Ciudadanos. Anuncia que apoyará al PSOE

El alcalde de Granada, Luis Salvador

Publicidad

El hasta hoy alcalde de Granada, Luis Salvador, de Ciudadanos, que desde el pasado 8 de junio gobernaba con el único apoyo de un concejal de su partido, ha anunciado este jueves su "renuncia voluntaria", dejando así la puerta abierta a que sea el PSOE, como lista más votada, el que gobierne en lo que resta de mandato.

En rueda de prensa junto al concejal de Ciudadanos José Antonio Huertas, el único que le ha prestado su apoyo desde el inicio de esta crisis planeada a su juicio por el PP y los dos ediles tránsfugas de la formación naranja que abandonaron el equipo de gobierno, Salvador no ha aclarado si entraría o no a formar parte del futuro Gobierno socialista pero ha asegurado que sí apoyará la lista más votada.

Sin acuerdo para unirse al PSOE

Este momento no hay "ningún acuerdo", ha enfatizado, aunque no lo haría como teniente de alcalde ni como miembro de la Junta de Gobierno local, pero ha incidido en que mantener la estabilidad en el ayuntamiento solo pasa por apoyar la lista más votada.

"Yo no he dicho a quién vamos a poner, sino que apoyaremos la lista más votada (el PSOE)", ha remarcado tras precisar que, en cualquier caso, la responsabilidad habría sido del PP por abandonar el gobierno con "chantajes" tras haberlo planificado todo "con nocturnidad y alevosía" por "estrategias y consignas de partido".

Su renuncia se produce después que el pasado 8 de junio los seis concejales del PP con los que compartía gobierno de coalición y dos de los cuatro ediles que junto a él integraban el grupo municipal de Ciudadanos renunciaran a sus competencias por la negativa de Salvador a ceder al PP el bastón de mando para los dos años que restan de mandato, en virtud de un supuesto acuerdo verbal de alternancia al que habían llegado ambas formaciones a nivel local.

El desencadenante de la crisis en el Ayuntamiento fue el anuncio, el 26 de mayo, del hasta entonces concejal del PP y candidato popular en las pasadas elecciones municipales, Sebastián Pérez, de abandonar el partido tras 35 años de militancia para pasarse al grupo no adscrito por el trato "humillante" de su formación.