Diego Torres, el exsocio de Iñaki Urdangarin, ha ingresado esta tarde en la cárcel de Brians 2, en Sant Esteve Sesrovires (Barcelona), para cumplir la condena de cinco años y ocho meses que se le ha impuesto por el desvío de fondos del caso Nóos.

Diego Torres ha agotado el plazo de cinco días para ingresar voluntariamente en prisión, una vez que el Tribunal Supremo confirmó su condena por el caso Nóos, en una sentencia que le rebajó en dos años y diez meses la pena inicial. Tras entrar en la cárcel, Torres pasará directamente al módulo de ingresos de Brians 2, y será la junta de tratamiento la que decidirá después su destino definitivo dentro de la prisión, en función de su perfil psicosocial y de sus circunstancias personales y de salud.