Publicidad

EL EDIL TRIPLICABA LA TASA DE ALCOHOL

Dimite el concejal del PP de Santiago detenido dormido y ebrio en un semáforo

El concejal del PP en Santiago de Compostela que fue detenido ebrio al volante de su vehículo, Angel Espadas, presentará su renuncia a su acta como edil y tampoco concurrirá como número tres de la candidatura popular a las próximas elecciones municipales.

Europa Press | Santiago de Compostela
| 14.03.2011 15:29

En una rueda de prensa convocada tras conocerse la alcoholemia positiva de su compañero de filas, el portavoz del PP en el Ayuntamiento de Santiago de Compostela, Gerardo Conde Roa, ha confirmado la renuncia de Espadas, que calificó como "dolorosa para todos".

Asimismo, el candidato del PP a la Alcaldía compostelana ha señalado que "un error humano no desmerece toda una trayectoria política", en referencia a Angel Espadas, quien el pasado sábado fue interceptado ebrio y dormido al volante de su vehículo.

 

El concejal del PP de Santiago de Compostela Ángel Espadas, quien hace dos años se infiltró en un "botellón" para denunciar estas conductas, fue detenido en la madrugada del sábado ebrio y dormido al volante. 

Según el relato del atestado policial, los agentes sorprendieron al edil, número tres del PP para las municipales, durmiendo con el coche parado y encendido en el medio de la calzada ante un semáforo. 

El control de alcoholemia dio positivo, en total 0.79 miligramos de alcohol por litro, motivo por el cual mañana se enfrentará a un juicio rápido. El diario recuerda que Espadas decidió infiltrarse en uno de los "botellones" que protagonizan los jueves los jóvenes de Santiago en el parque de la Alameda. 

En octubre de 2008, junto con otra edil popular, contó los excesos de la primera gran fiesta universitaria en un reportaje publicado por el diario El Correo gallego. El Ayuntamiento compostelano ha difundido hoy una nota de prensa tras la publicación de la noticia y ante las llamadas de los medios, en la que admite los hechos.

Resultado positivo de 0,79 miligramos
El Consistorio relata que a las 6,45 horas del 12 de marzo, los agentes locales de la sección de atestados fueron requeridos por una llamada de la Guardia Civil, que interceptó a un conductor que dio positivo en las pruebas de alcoholemia y solicitó la presencia de la Policía local, al ser la autoridad competente en materia de tráfico en la zona urbana. 

Personados en el lugar, fueron informados por la Guardia Civil de que el conductor, Ángel Espadas, había dado un resultado positivo de 0,79 miligramos por litro en la primera prueba de detección alcohólica que le fue practicada a las 6,42. A las 7,05, en presencia de los agentes, se le practicó una segunda prueba, con un resultado de 0,74.

El conductor presentaba "síntomas evidentes de encontrarse bajo la influencia de bebidas alcohólicas por lo que, de forma voluntaria", fue trasladado a las dependencias de la Policía local en coche patrulla para la instrucción de diligencias.

Publicidad