La Policía Nacional ha detenido en Girona a Ernest Morel Torra, un sobrino del presidente de la Generalitat, Quim Torra, en el marco de la operación en la que este miércoles se ha arrestado a un total de 16 personas relacionas con desórdenes públicos contra el AVE durante el 1 de octubre de 2018, cuando se cumplía el aniversario del referéndum independentista del 1-O, han informado fuentes policiales.

La Policía Nacional ha detenido al alcalde de Celrà, Dani Cornellà, de la CUP, después de haber detenido también al alcalde de Verges, Ignasi Sabater, de la misma formación, y a una activista de un CDR por un presunto delito de desórdenes públicos, ha informado este partido a través de las redes sociales.

Según ha confirmado un portavoz del Cuerpo Nacional de Policía, hay una operación abierta por presuntos delitos de desórdenes públicos que se está desarrollando en Girona capital y otras poblaciones de la demarcación.

El abogado Benet Salellas, exdiputado de la CUP, ha llegado a la Comisaría de Girona para hacerse cargo de la defensa de Sabater. Salellas ha denunciado a los medios congregados ante la Comisaría de Girona que un agente no le ha permitido inicialmente acceder a la instalación policial mientras le hablara en catalán, lo que ha sido corregido después por un superior.

Antes de asistir a los detenidos, Salellas ha apuntado que las detenciones podrían estar relacionadas con los altercados registrados en Girona el pasado 6 de diciembre, cuando grupos de independentistas trataron de boicotear un acto conmemorativo de la Carta Magna convocado por el colectivo "Borbonia", dado que el juzgado que dirige la operación estaba de guardia en aquella fecha.

Los Mossos d'Esquadra llegaron a cargar contra los independentistas, que rompieron un cordón policial, y en los incidentes una veintena de personas resultaron heridas, entre ellos 15 agentes de la policía de la Generalitat. La CUP ha convocado una concentración a las 9.00 horas de esta mañana ante la Comisaría de la Policía Nacional de Girona en protesta por las detenciones de sus militantes.

El ex presidente de la Generalitat Carles Puigdemont ha sido de los primeros en reaccionar ante la detención de Sabater, y en su cuenta de Twitter ha expresado su apoyo al alcalde de Verges, "que ha denunciado siempre las agresiones reiteradas en su municipio por parte de intolerantes agresivos... ¡Y es a él al que se llevan!".