Kamikaze M-50

Declaran culpable a Kevin C, el kamikaze de la M-50, por homicidio doloso por la muerte de un joven de 20 años

El jurado popular ha declarado culpable a Kevin C., acusado de la muerte de un joven de 20 años cuando conducía bajo los efectos del alcohol en dirección contraria en la M-50 de Madrid.

Audiencia Provincial de Madrid

Publicidad

El jurado popular, compuesto por nueve personas, que ha seguido la vista de la Audiencia Provincial de Madrid, ha declarado culpable a Kevin C, que estaba acusado de la muerte de un joven de 20 años al chocar con su coche cuando circulaba por la M-50 en dirección contraria, de manera temeraria y triplicando la tasa de alcohol permitida.

El kamikaze de la M-50 ha sido declarado culpable de homicidio doloso por ocho votos a favor y uno en contra. También es culpable de conducción temeraria, y con los votos a favor de todos los miembros del jurado, culpable de conducir bajo los efectos del alcohol. Ahora el juicio queda a la espera de la sentencia, que la redactará en base a los hechos declarados probados por el tribunal del jurado, calificando los hechos conforme a un homicidio doloso y no imprudente como solicitaba la defensa del acusado.

Culpable de la muerte de un joven de 20 años

Kevin C., de origen chino, ha sido declarado culpable del homicidio doloso de Víctor López, un joven de 20 años que en septiembre de 2018 se cruzó con el coche del acusado en dirección contraria por la M-50 cuando se dirigía a su trabajo en un hipermercado de San Fernando de Henares.

El dolo eventual se aprecia debido a que el conductor tuvo que haberse imaginado que, al subirse a su coche después de haber bebido y conducir en dirección contraria a una velocidad superior a la permitida, podría tener un accidente con otro vehículo y ocasionar la muerte de otra persona. Pese a prever ese posible resultado, mantuvo su conducción kamikaze en la carretera de Madrid.

Fiscalía solicita 15 años de cárcel

Kevin C. reiteró su arrepentimiento por el "error" que cometió aquel día del accidente en la M-50 en Madrid y manifestó en su declaración que no recordaba nada. Declaró que tenía sueño y que quería volver a casa.

Su defensa sostiene que se trató de una imprudencia al no asumir el riesgo que se podía producir al ir bajo los efectos del alcohol y con exceso de velocidad al conducir.

La Fiscalía de Madrid solicita 15 años de cárcel para Kevin C. por un delito de homicidio en concurso con conducción temeraria en la M-50 y otro contra la seguridad vial, al igual que solicita la acusación particular en nombre de la familia del joven fallecido.

Publicidad