Se suspende la declaración de independencia catalana

De la euforia a la tristeza: así han vivido los concentrados en el Arc del Triomf el discurso de Puigdemont

La concentración en las inmediaciones del Parlamento de Cataluña, para seguir a través de una gran pantalla la comparecencia del presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, nos ha dejado dos momentos contrapuestos: el furor inicial al declarar la independencia y el posterior estupor al suspenderla.

Publicidad

Unas 30.000 personas han seguido en directo la comparecencia del presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, en el Parlament, en dos pantallas gigantes de televisión instaladas en el Passeig Lluís Companys de Barcelona, situado en las inmediaciones del Parlament, según datos de la Guardia Urbana.

La mayoría han acudido respondiendo a la concentración convocada por las entidades independentistas Asamblea Nacional Catalana (ANC) -que ha encargado a unos técnicos la instalación de las pantallas- y Òmnium Cultural en apoyo a la declaración unilateral de independencia.

Los concentrados han recibido con aplausos y gritos de alegrías las palabras de Puigdemont cuando ha afirmado que asume el "mandato del pueblo" para que Cataluña "se convierta en un estado independiente en forma de república".

Sin embargo, ha habido algún abucheo cuando a continuación ha propuesto "suspender los efectos de la declaración de independencia para abrir la puerta al diálogo".

Al final del discurso de Puigdemont, que ha comenzado con una hora de retraso en el Parlament, cientos de ciudadanos han abandonado la zona con "decepción" ya que esperaban que la declaración de independencia fuera efectiva desde este martes.

Publicidad