El presidente de Òmnium Cultural, Jordi Cuixart, en prisión provisional a la espera de sentencia en el juicio a la cúpula del 'procés' en el Tribunal Supremo, salió ayer de la prisión de Lledoners (Barcelona) para ser sometido a una operación en el oído en el cercano Hospital de Sant Joan de Déu de Manresa.

La intervención ha sido confirmada a Efe por fuentes de Òmnium, que han declinado sin embargo dar más información sobre el estado de Cuixart por respeto a su "intimidad".

Fuentes penitenciarias han detallado sin embargo que Cuixart obtuvo la autorización del Tribunal Supremo para salir de prisión este miércoles y ser intervenido en el hospital, donde permanece bajo custodia policial. Una vez los médicos le den el alta, en una fecha todavía por concretar, el presidente de Òmnium, para el que la Fiscalía pide 17 años de cárcel por rebelión, será trasladado de nuevo al centro penitenciario de Lledoners.

Precisamente este miércoles el fiscal remitió un escrito a la Sala Segunda del alto tribunal en el que pide que se autorice al presidente de Òmnium Cultural a que salga de la cárcel, con las adecuadas medidas de seguridad, para asistir al nacimiento de su hijo, previsto para el 22 de septiembre.