Coronavirus Madrid: Fase 2 de la desescalada del coronavirus, en directo | Última hora Madrid

Publicidad

Coronavirus

La retirada de efectivo en cajeros crece un 50%

Las empresas de transporte de fondos (Aproser) aseguran que las retiradas de efectivo en cajeros se han incrementado un 50% respecto a las semanas iniciales del confinamiento, aunque todavía no se han recuperado los niveles anteriores al decreto del estado de alarma.

Desde el pasado 14 de marzo se registró un descenso generalizado del consumo, con la consecuente caída en los diferentes sistemas de pago, entre los que se incluyen tarjetas y dinero en efectivo. En las últimas semanas, y tras relajarse las restricciones en todo el país, los ciudadanos han vuelto a los cajeros para retirar efectivo.

Aproser alerta sobre la percepción negativa que ha tenido el manejo de efectivo durante la crisis del Covid-19 e indica que la Organización Mundial de la Salud reiteró que con las adecuadas medidas de higiene, la utilización de dinero en efectivo no conlleva un mayor riesgo de contagio que otros materiales, como el plástico de la tarjeta o el terminal del punto de venta (TPV), acompañando múltiples argumentos técnicos y cien­tíficos que soportan estas afirmaciones.

La patronal destaca que el efectivo es el único medio de pago universal e inclusivo, que favorece la confianza de los ciudadanos, de los que el 74% usa dinero contante y sonante para hacer frente a sus gastos diarios, especialmente para importes de menos de 20 euros y principalmente en tiendas pequeñas o de barrio, y hostelería. Aproser insiste en que la desaparición del efectivo tendría graves consecuencias para la sociedad y, entre otras cosas, favorecería la privatización de los medios de pago.

Destaca que una buena parte de los ingresos de las entidades financieras se genera a través del cobro de comisiones por el uso de la tarjeta tanto por parte de los particulares como de los comercios.

Así, los ciudadanos acabarían pagando al banco una comisión anual por mantenimiento e intereses si aplazan los pagos y los comerciantes están obligados a pagar comisiones por transacciones realizadas en TPV por compras utilizando tarjetas. Concretamente los comercios tuvieron que afrontar en 2019 más de 661 millones de euros en concepto de comisiones por aceptar pagos con tarjetas.

Publicidad