Congreso de los Diputados

Continúa la tensión entre los grupos parlamentarios tras uno de los plenos más broncos del Congreso de los Diputados

Durante el debate de la reforma del Código Penal, Gobierno y oposición se acusaron mutuamente de dar un golpe contra el Estado de Derecho

Publicidad

La reforma del Código Penal se votó ayer, jueves 15 de diciembre, en el Congreso de los Diputados. En torno a las 18:20 de la tarde se conocía el resultado. La reforma quedaba aprobada con 184 sí, 65 no y 1 abstención.

Fue una jornada muy tensa, de las más broncas que se recuerdan en la Cámara Baja. Durante horas Gobierno y oposición se acusaron mutuamente de dar un golpe de estado y en varias ocasiones vincularon lo ocurrido en el día de ayer -tanto el recurso del PP ante el Tribunal Constitucional como la fórmula exprés del Gobierno para sacar adelante su ley- con el Golpe de Estado del 23-F.

Hoy, 24 horas después, sigue la bronca entre los distintos grupos parlamentarios. A primera hora de la mañana el Gobierno ha exigido al Partido Popular que retiren su recurso ante el TC. "Ha ido demasiado lejos", asegura el ministro de Presidencia, Félix Bolaños. "Es impredecible. Ni imaginamos las consecuencias... Nadie puede parar un votación democrática. Es un retorcimiento de la ley", añadía.

La portavoz del Partido Popular en el Congreso, Cuca Gamarra, les ha contestado al instante con una tajante negativa: "Confío en las instituciones de mi país, nosotros tenemos derecho a ir buscando el amparo y confío en la decisión que pueda tomar el Tribunal Constitucional".

Enfrente están el Gobierno y sus socios parlamentarios, hoy todos han vuelto a pedir al PP que quite este recurso. "Confío en que lo haga", aseguraba a primera hora el portavoz del PNV, Aitor Esteban. "En esto momento tenemos que pedir a los que estén pensando en cruzar esa línea roja, que no lo hagan. Nuestro país nunca ha estado ahí. Nunca ha habido intervención del poder judicial en la sede del poder legislativo", añadía el portavoz de Unidas Podemos, Pablo Echenique.

Por su parte Ciudadanos ha vuelto hoy a comparar los pasos dados ayer por el Gobierno para aprobar sus reformas con lo ocurrido en Cataluña en 2017. "Es el mismo procedimiento que usaron los separatistas en 2017... Sánchez está imitando las mismas palabras y discurso que Puigdemont. La señora Batet me recuerda mucho a la señora Forcadell", aseguraba la presidenta de Ciudadanos, Inés Arrimadas.

El Gobierno pide calma tras la tensión vivida ayer y echa la culpa al PP

Tras las duras palabras escuchadas ayer, hoy el Gobierno ha querido pedir calma. "Todos los responsables políticos tenemos la obligación de cuidar la convivencia, de debatir con pasión pero con educación y respeto al adversario", apunta Bolaños mientras arremete contra el PP: "Está tensionando las instituciones democráticas, el Congreso, el Senado y Constitucional".

En la misma línea se ha expresado el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, les acusa de estar "tensionando" y llevando a un "momento de crisis importantísimo" a las instituciones del Estado.

Por su parte, la portavoz del Gobierno, Isabel Rodríguez, tacha de "muy grave" el recurso del PP: "No es ni más ni menos que intentar amordazar al Parlamento, al Congreso de los Diputados, el lugar donde reside la representación del pueblo español, el lugar en el que se manifiestan los españoles mediante las urnas".

Publicidad