Crisis Cataluña

Continúa la agonía en el gobierno catalán

Pere Aragonés apuesta por mantener el poder y convencer a Junts per Catalunya después de haber cesado al vicepresidente Jordi Puigneró, mano derecha de Carles Puigdemont.

Publicidad

Tras las idas y venidas, las reuniones de urgencia y las exigencias de Junts, el Parlament continúa con su agenda y con el debate política general. El presidente Pere Aragonés ha pedido la palabra para asegurar que "su prioridad es que el Gobierno actual pueda continuar". "En momentos complejos - ha añadido- siempre he dado la cara".

Palabras que ha pronunciado antes del debate y ante el escaño vacío del exvicepresidente Jordi Puigneró, al que cesó de manera fulminante, el pasado miércoles, por "falta de confianza" al haber promovido una moción de confianza.

Junts consultará a la militancia la semana que viene

Con la moratoria otorgada ayer por Junts hasta el 6 y 7 de octubre, cuando realicen la consulta con sus militantes sobre si deben permanecer o abandonar el Gobierno, Aragonés gana tiempo. Pero el futuro del Ejecutivo sigue herido y en el aire.

A las peticiones del presidente de la Generalitat se une las del líder de Esquerra, Oriol Junqueras que ha hecho un llamamiento a Junts para que siga en el Gobierno "con actitud leal". Les pide que aclaren "sus dudas internas y decidan continuar"

Los independentistas vuelven a unirse en el Parlament

A pesar de la crisis, los independentistas han vuelto a mostrarse unidos en el Parlament. Hoy, ERC, Junts, y la CUP han rechazado la resolución del PP que pedía una cuestión de confianza. A la negativa se han sumado el PSC y los comunes.

En caso de que finalmente Junts deje caer el pacto, Aragonés tendría que buscar nuevos socios, y su mirada podría volverse hacia los comunes, con Jéssica Albiach a la cabeza, y se vería obligado a contar con el apoyo puntual y externo del PSC para sacar adelante los presupuestos. Lo que está claro es que de momento el presidente de la Generalitat no se plantea convocar elecciones y va a intentar hasta el final mantener la estabilidad de un gobierno en continuos enfrentamientos, desde que se constituyó hace menos de año y medio.

Publicidad