61.994500

Publicidad

Tribunales

El Consejo del Poder Judicial reparte las vacantes en el Tribunal Supremo entre jueces conservadores y progresistas

El Consejo General del Poder Judicial no ha esperado a su renovación, como le pedía el Gobierno, y ha elegido a los magistrados que cubrirán las vacantes que había en el Tribunal Supremo.

Los vocales del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) ha alcanzado un acuerdo para realizar seis nombramientos en el Tribunal Supremo y otros en otros tribunales. Los sectores conservador y progresista del órgano de gobierno de los jueces han negociado las vacantes en bloque, de modo que exista un equilibrio entre los perfiles y se evita así el bloqueo. Todo esto en contra de las pretensiones del Gobierno, que quería que al haber superado el CGPJ su tiempo de mandato, no cubriera las vacantes que hay en los tribunales. Desde el CGPJ se ha recordado que cuando el ahora ministro de Justicia, Juan Carlos Campo, formaba parte de él, también se hicieron nombramientos y estaba el consejo en las mismas circunstancias, con el mandato caducado.

Por primera vez una mujer presidirá una sala, María Luisa Segoviano, la de lo Social. La sala tercera la presidirá César Tolosa. Y para la sala quinta, Jacobo López Barja de Quiroga.

Además, en el Tribunal Supremo, se ocupan las tres plazas vacantes. En el acuerdo alcanzado trasladado al Pleno se excluyó en principio una de las favoritas, la presidenta de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional Concepción Espejel, que obtuvo menos apoyos que uno de los miembros de su tribunal, Ángel Hurtado, que fue el juez de 'Gürtel' contrario a condenar al PP como partícipe a título lucrativo. Por el lado progresista entra en el tribunal el magistrado del Tribunal Superior de Cataluña (TSJC) Javier Hernández, mientras que para la tercera plaza se pone a Leopoldo Puente Segura, actualmente en el TSJ de Madrid.

Publicidad