El caso de la 'Manada de Sabadell', en el que una chica de 18 años fue víctima de una agresión sexual múltiple, ha provocado una gran preocupación entre los ciudadanos que viven cerca de la zona. Afirman que "les da miedo" pasear por la zona en la que se produjo la violación. Están "totalmente consternados" y quieren que los detenidos "paguen por lo que han hecho".

La nave donde se llevó a cabo la agresión se encuentra en una zona industrial en el barrio de Can Feu de Sabadell (Barcelona) y en total son ocho los detenidos. El último arresto tuvo lugar durante la declaración de los otros siete.

El juez ha decretado prisión provisional, comunicada y sin fianza para uno de ellos, mientras los otros seis han quedado en libertad provisional. También les han retirado el pasaporte, tienen prohibido abandonar el territorio nacional y se fijan comparecencias periódicas semanales. El octavo detenido es un joven marroquí de 22 años.