426 EUROS AL MES

Todos los partidos políticos, a excepción de PP y Ciudadanos, apoyan una renta mínima que "rescate a las personas"

El pleno del Congreso ha aprobado por 177 votos a favor y 165 en contra la Iniciativa Legislativa Popular (ILP) de los sindicatos UGT y CCOO, convertida en proposición de Ley tras ser respaldada por más de 700.00 firmas y que será tramitada a partir de ahora en comisión.

Vista general del Congreso de los Diputados

Publicidad

Todos los partidos políticos, a excepción del PP y de Ciudadanos, han apoyado una renta mínima que "rescate a las personas" que no tienen empleo ni recursos y que busquen trabajo, ya que las formaciones han coincidido en que es de "justicia social".

El pleno del Congreso ha aprobado por 177 votos a favor y 165 en contra la Iniciativa Legislativa Popular (ILP) de los sindicatos UGT y CCOO, convertida en proposición de Ley tras ser respaldada por más de 700.00 firmas y que será tramitada a partir de ahora en comisión.

Al debate en el pleno han asistido los secretarios generales de UGT, Pepe Álvarez y de CCOO, Ignacio Fernández Toxo, mientras que el Gobierno se ha ausentado. El portavoz de Empleo del grupo parlamentario socialista, Rafael Simancas, ha defendido la iniciativa que persigue una renta de unos 426 euros mensuales durante el tiempo en que una persona sin recursos no tenga empleo y esté vinculada a la formación o búsqueda de trabajo.

"Es por justicia social, por eficacia en términos económicos porque supondrá una inyección directa al consumo, y por estabilidad democrática, para luchar contra la desigualdad", ha aseverado Simancas. Ha destacado que es una obligación política y moral de un Estado luchar contra la pobreza y "no dejar en la cuneta" a miles de ciudadanos que no tienen recursos, y ha avanzado que el PSOE instará a aumentar las prestaciones por hijo a cargo, complemento de esta renta mínima, durante la tramitación parlamentaria.

Simancas ha criticado que el PP y Ciudadanos argumenten su elevado coste (12.000 millones de euros anuales según los sindicatos) para no apoyarlo, cuando el rescate a la banca ha representado 40.000 millones de euros.

La diputada del PP Susana López ha dicho que votan en contra de forma responsable ya que "no existe margen de maniobra" para financiarla y ha señalado que según algunos expertos los potenciales beneficiarios podrían llegar hasta los 8 millones de personas y suponer un coste hasta 50.000 millones de euros.

Desde el grupo parlamentario de Unidos Podemos-En Comú Podem-En Marea, el diputado Segundo González ha agradecido a los sindicatos traer una Ley al Congreso para "rescatar a personas y no para rescatar a bancos" y ha acusado al PP de romper España.

González ha pedido ampliar la renta mínima de 426 euros ya que con esta cuantía no se permite salir del umbral de la pobreza y ha considerado que debe subir al entorno de los 660 euros, que es la recomendación de la UE y "no es pedir la luna".

Por su parte, el portavoz de Economía del grupo parlamentario de Ciudadanos, Toni Roldán, ha calificado la renta mínima de antiliberal y antiprogresista y ha dicho que votan en contra porque "no se puede pagar ni financiar". "Es una mala noticia que el PSOE opte por podemizarse y hacer políticas de humo y asumir compromisos que no se pueden cumplir", ha dicho.

Publicidad