Ley animales

El Congreso aprueba una reforma legal para que los animales dejen de ser considerados "cosas"

En un divorcio de pareja y con la reforma en la mano el juez deberá detallar un régimen de visitas, además de especificar las medidas cautelares, como por ejemplo la manutención.

El Congreso aprueba una reforma legal para que los animales dejen de ser "cosas"

Publicidad

A partir de ahora, las mascotas serán ante la ley igual que cualquier miembro de la familia. El Congreso aprobó hoy un cambio en las leyes para que dejen de tratar a los animales domésticos como a simples cosas.

Hasta hoy eran considerados como un mueble más de la casa. ahora gracias a la ley adquirirán los mismos derechos que una persona.

El Congreso, con el no de Vox, acordó por una muy amplia mayoría una reforma legal que, cuando sea ratificada por el Senado, hará que los animales domésticos pasen a ser seres vivos dotados de sensibilidad, de esta manera se les otorgará derechos y se evitará el maltrato, el abandono, o la provocación de una muerte cruel e innecesaria.

16 millones de animales

De esta forma, la reforma dará amparo a 16 millones de animales que ahora mismo conviven con los españoles, la ley promovida por PSOE y Unidas Podemos, altera la naturaleza jurídica de todos los animales domésticos, que dejarán de ser cosas.

A la hora del divorcio

La reforma dictamina que el juez no solo a determinar las condiciones en que quedan los hijos y las propiedades de la pareja, o las pensiones que deben pagarse, sino también se debe asegurar cual será el destino de las mascotas que vivan en el nucleo familiar.

En la actualidad, el animal carecía de derecho alguno ya que estaba expuesto a ser un elemento más en los problemas de la pareja durante la ruptura y de esta forma los tribunales dejaban en desamparo al animal, ya que no se juzgaba sobre su destino.

Con la reforma el juez debe detallar un reparto de los tiempos de convivencia y cuidado, es decir, un régimen de visitas, si lo cree necesario, además de especificar las medidas cautelares, como por ejemplo la manutención.

Publicidad