Publicidad

Ley del cambio climático

El Congreso aprueba la ley de cambio climático: La descarbonización plena de España en 2050

La nueva ley, que ha sido aprobada por el Pleno, con la incorporación de las enmiendas del Senado, busca la descarbonización plena de España en 2050 y alcanzar la neutralidad climática.

Ignacio Buenavista Prats | Rosario Miñano |
| 13.05.2021 16:31

La ley de cambio climático y transición energética ha sido aprobada por el Pleno, con la incorporación de las enmiendas del Senado. La ley ha llegado al Congreso de los Diputados 4 años después de la ratificación del Acuerdo de París ante Naciones Unidas, responde al compromiso asumido por España en el ámbito internacional respecto a la emergencia climática y pone en el centro de la acción política la transición energética.

Entre los objetivos de esta ley se quiere reducir las emisiones y la mejora de la eficiencia energética. La norma entrará en vigor al día siguiente de su publicación en el Boletín Oficial del Estado (BOE). No obstante, para los contratos de concesión en ejecución a la entrada en vigor de esta ley, el apartado 11 del artículo 15 no entrará en vigor hasta el momento en que lo haga la disposición reglamentaria que determine las obligaciones en materia de instalación de puntos de recarga eléctrica a efectos de garantizar unas condiciones suficientes de suministro al tráfico de vehículos eléctricos que circulen por las vías.

Ley de cambio climático

La Ley de cambio climático busca la descarbonización plena de España en el año 2050, la protección de la naturaleza y el fin de la venta de coches contaminantes en 2040. La nueva ley llega 4 años después del Acuerdo de París ante Naciones Unidas.

La ley de cambio climático, propuesta por PSOE y Unidas Podemos, ha tenido que superar el veto presentado por Vox y ha contado con el apoyo mayoritario de las dos Cámaras. Las fechas clave marcadas en el calendario son: 2030, cuando España tendrá que reducir un 23% las emisiones y 2050, año para alcanzar la neutralidad climática.

La ley prohibe las prospecciones de combustibles fósiles y obliga a que todas los núcleos urbanos de más de 50.000 habitantes tengan una zona de bajas emisiones en 2023. También impulsa la rehabilitación energética de los edificios y el despliegue de las renovables.

Otro de los apartados se refiere a los turismos y vehículos comerciales ligeros, no destinados a usos comerciales. Estos coches deberán reducir sus emisiones, hasta que en el año 2040 sean de cero. La nueva norma entra en vigor justo el día siguiente de la publicación en el Boletín Oficial del Estado (BOE).

Las enmiendas del Senado

Además de algunas modificaciones en la ley tras su paso por el Senado, se ha aprobado una enmienda que introduce cambios en el artículo 24.2 de la ley, por el que se incluyen a las praderas de posidonia en la enumeración de ecosistemas y especies sensibles que necesitan una estrategia específica de conservación y restauración por los efectos del cambio climático.

También se ha acordado en la Cámara Alta una modificación de la disposición final novena (antes duodécima), de tal manera que se suprime la mención a que las obras públicas de interés general incluidas en el Plan General de Residuos Radiactivos no estarán sometidas a ningún acto de control preventivo municipal a los que se refiere el artículo 84.1 b) de la Ley 7/1985, Reguladora de las Bases del Régimen Local.

Publicidad