La Asociación Española de Guardias Civiles (AEGC) denuncia las pésimas condiciones en las que tienen que trabajar los agentes destinados en la Central Nuclear de Trillo (Guadalajara). Durante 14 días los agentes deberán dormir en barracones prefabricados con chapa y los coches patrulla que utilizan para hacer los recorridos tienen moho y goteras. Además estos vehículos son desechados de Navarra y cuentan con 400.000 kilómetros.

"Sustituir esos vehículos que no están en condiciones de prestar servicio y que sean retirados hacia un desguace no asignados a otras unidades", es lo que propone Domingo Medina de la AEGC.

Pero no sólo se quejan de las condiciones en las que trabajan también de la "pésima calidad" de la comida que les ofrece el Ministerio del Interior.