ASEGURAN QUE TENDRÁ QUE "CUMPLIR CON SU PALABRA"

Ciudadanos no pedirá la dimisión de Pedro Antonio Sánchez como presidente de Murcia hasta que no sea imputado

El secretario general de Ciudadanos, José Manuel Villegas, ha reconocido que el cambio de criterio "se va afinando con el paso del tiempo", insistiendo en que pedirán la dimisión del presidente de Murcia si finalmente se produce la imputación.

Publicidad

El secretario general de Ciudadanos, José Manuel Villegas, ha asegurado que no pedirán la dimisión del presidente de Murcia, Pedro Antonio Sánchez, hasta que no sea citado a declarar como investigado bien por la trama Auditorio o Púnica, por la que se le ha abierto una causa en la Audiencia Nacional.

Ciudadanos, que apoya el Gobierno de Murcia, ha puesto el límite temporal para exigir la dimisión del presidente en ese momento y no antes, como sí hizo con los expresidentes de Andalucía, José Antonio Griñan y Manuel Chaves, por el caso de los ERE en Andalucía, cuya renuncia exigieron antes de que fueran procesados el 1 de junio de 2015.

Villegas, en una rueda de prensa en la sede de Alcalá tras la reunión de la Ejecutiva, ha reconocido que el cambio de criterio "se va afinando con el paso del tiempo", insistiendo en que, si se produce la imputación del presidente de Murcia, "y parece que se va a producir", tendrá que dimitir.

No ha querido adelantar cómo actuará Ciudadanos en el caso de que Pedro Antonio Sánchez no abandone su cargo y si promoverán o no una moción de censura, aferrándose a que tendrá que "cumplir con su palabra", con las leyes de Murcia y con el pacto firmado con el partido naranja.

"Queremos ser respetuosos con los procedimientos judiciales", ha dicho Villegas, confiado en que el PP "no va a poner en peligro" la estabilidad de Murcia.

En ese mismo sentido, el presidente de Ciudadanos, a través de su cuenta de Twitter, afirma que, si el Tribunal Superior de Justicia "imputara" al presidente murciano, espera "que cumpla y dimita para no poner en riesgo la estabilidad en la región".

El PSOE y Podemos en Murcia piden la dimisión de Pedro Antonio Sánchez

El PSOE y Podemos en Murcia han exigido al presidente de esa región, Pedro Antonio Sánchez, que dimita tras conocer que un juez de la Audiencia Nacional ha abierto causa contra él por delitos de cohecho y fraude en la trama Púnica, mientras que C's ha dicho que esperará a una eventual imputación.

Las reacciones políticas son anteriores al pronunciamiento de la Fiscalía Anticorrupción de la Audiencia Nacional, que ha eximido a Sánchez de la comisión de esos delitos, porque no llegaron a formalizarse contratos, ni se produjo perjuicio para las arcas públicas. La Fiscalía si que ha pedido al juez Eloy Velasco que eleve una exposición razonada al Tribunal Supremo proponiendo imputar en el caso Púnica a la senador Pilar Barreiro.

Desde los tres partidos en la oposición en la Asamblea Regional de Murcia, el más crítico ha sido Podemos, cuyo secretario general, Óscar Urralburu, le ha pedido que dimita porque no se puede "seguir permitiendo" que la "mafia" siga gobernando esa comunidad.

Se ha referido al apoyo de Ciudadanos en la investidura de Sánchez con la condición de que este dimitiera si era imputado por algún delito relacionado con la corrupción y ha señalado que, "hace dos años, Ciudadanos sabía que esto se iba a producir y sin embargo le dio el Gobierno".

En similares términos se ha expresado desde el PSOE su secretario general, Rafael González Tovar, que ha pedido a Sánchez que "en un alarde de generosidad adelante acontecimientos" y dimita antes de ser imputado, al entender que "no puede someter" a su región a "una tortura" en su "camino agónico" hacia sus posibles imputaciones.

Ha recordado que Velasco "suma tres graves" delitos en la Púnica a los cuatro señalados a Sánchez en el caso Auditorio de supuesta corrupción urbanística cuando era alcalde de Puerto Lumbreras y deja a la comunidad murciana en una situación "inaceptable, incómoda y vergonzosa". "Tiene poco margen. Estamos cada vez más cerca y se estrecha cada vez más el cerco", ha sentenciado.

Desde Ciudadanos, su portavoz, Miguel Sánchez, ha insistido en que exigirá la dimisión si es llamado a declarar como investigado por la Púnica o el caso Auditorio y confía en que el PP "no ponga en juego la estabilidad" por mantenerlo en el cargo si así ocurre y en que él mismo "se aparte" en ese caso antes de verse obligado además por la ley regional de Transparencia.

Publicidad