El portavoz de Ciudadanos en la Asamblea de Madrid, Ignacio Aguado, considera que todo el tiempo de espera desde que se celebraran las elecciones ha merecido la pena.

"No habrá sorpresas mañana", asegura Aguado, que explica que les costó llegar a un acuerdo y que tras varias semanas de duras negociaciones, han alcanzado un pacto que están deseando poner "en marcha".

Respecto a la confianza en la candidata a la Presidencia de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, tras las informaciones sobre una posible implicación en la trama Púnica, Ignacio Aguado indica que "la confianza se gana con los días y ahora tras las negociaciones y ese acercamiento entre PP y Ciudadanos, esa relación se va construyendo poco a poco".

Además indica que estos son "temas personales" sobre los que tendría que responder ella y sentencia: "Desde mi punto de vista estos temas intentan desestabilizar la investidura".

Añade que desde su formación siempre han sido contundentes en la lucha contra la corrupción y asegura: "Que a nadie le quepa ninguna duda de que si hay algún tipo de imputación vinculada a corrupción, actuaremos con contundencia".

Preguntado sobre el puesto que ocupará el expresidente de la Comunidad de Madrid Ángel Garrido en el nuevo Gobierno, Ignacio Aguado no quiere adelantar nada aunque asegura que entre sus planes está "tener muy cerca porque lo contrario sería una irresponsabilidad".

Respecto al encaje de Vox dentro de este Gobierno, Aguado subraya que estarán en la oposición y les emplaza a decidir qué actitud tomar: "Están en su derecho de intentar llegar a acuerdos y hacer oposición. Tendrán que decidir hasta qué punto fuerzan la máquina para sacar adelante sus propuestas sin bloquear los Presupuestos. Una cosa es ser exigente en las negociaciones y otra cosa es obstruir un Gobierno".